El Correo

La Diputación acepta buscar gas con técnicas alternativas al ‘fracking’

  • El diputado de Medio Ambiente defiende la petición del Gobierno vasco para conocer los recursos naturales mientras EH Bildu cuestiona la fórmula

El cambio de posición de la sociedad de hidrocarburos del Gobierno vasco, Sesha, para explorar uno de los pozos de gas existentes en Álava a través de métodos convencionales y descartando el uso del ‘fracking’ fue defendido ayer por el diputado de Medio Ambiente, Josean Galera. Durante el pleno de control de las Juntas Generales, y a preguntas de EH Bildu, Galera insistió en que su prioridad es defender las masas de agua del subsuelo, pero que también es necesario conocer los recursos naturales con los que cuenta el territorio. En ese sentido, y tras insistir que desde el Gobierno vasco se le ha garantizado que no se usará la polémica fracturación hidráulica, abogó por seguir con este procedimiento administrativo.

En un debate en el que desde la formación abertzale puso en cuestión el uso de los combustibles fósiles, como el gas, Galera abogó por mantener su consumo hasta 2100, y consideró necesario conocer con qué recursos de gas cuenta Álava. En ese sentido, recordó que el permiso solicitado es para un sondeo en la zona de Armentia-2, en el entorno de Vitoria, y no para la extracción del gas. Pero para EH Bildu este cambio de postura podría suponer «un intento de prorrogar los permisos ahora que se acaba el tiempo», en el que se dejaría aparcado el ‘fracking’ por ahora «al ser tan impopular, pero para retomarlo más adelante».

Pozo ya explorado

El portavoz de la formación, Kike Fernández de Pinedo, también calificó como «tomadura de pelo» que se vuelva a sondear un pozo que hace 19 años ya se exploró, ya que los nuevos trabajos –previstos durante 164 días y con una profundidad de más de 5,5 kilómetros- costarán más de 20 millones de euros. Por su parte, Galera insistió en que se ha trasladado al ministerio competente que el estudio de impacto que se presente en la solicitud del permiso tenga una «certeza absoluta» de que no se usará el ‘fracking’ ni sustancias que puedan afectar al subsuelo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate