El Correo

Un buen mostacho puede salvar vidas

El futbolista Juan Mata encabeza la lista individual en la recaudación para Movember.
El futbolista Juan Mata encabeza la lista individual en la recaudación para Movember. / Movember Foundation
  • El movimiento Movember, con el que colabora el Alavés, conciencia sobre los problemas de salud del hombre como el cáncer de próstata, de testículo o la depresión masculina, entre otros, y también recauda dinero para su investigación

Este noviembre, los bigotes vuelven a ser tendencia. Con permiso de las barbas, dado que es por una buena causa, los bigotes crecerán este mes para concienciar acerca de los temas de salud del hombre tales como el cáncer de próstata, el cáncer de testículo o la depresión masculina, entre otras, y también para recaudar dinero para ayudar a luchar contra dichos problemas de la salud masculina. Déjate Mo y salva a un Bro es el lema que resume el sentido de la iniciativa.

Se trata del movimiento 'Movember', una palabra creada de la contracción en inglés de moustache (mostacho o bigote) y november (noviembre), y que su parte más visible se caracteriza por que cada mes de noviembre muchos hombres dejan crecer su bigote para hacer visible la campaña.

El Alavés, con la causa

Por ello, lo bigotes de todos los tipos y condición volverán a salir del baúl de los recuerdos y se verán por todos los lados. Por las calles, por los comercios, en los medios de comunicación y hasta en los campos de fútbol. Si el pasado año fueron varios famosos y jugadores de fútbol de Primera división los que se dejaron mostacho, este año el Deportivo Alavés se ha unido a la campaña de concienciación social promovida por la fundación Movember, que recauda fondos para la investigación de la salud masculina.

En el acto, organizado por el club y por la empresa patrocinadora Lea, acudió Christian Santos. La campaña, presentada antes del encuentro contra el Real Madrid buscaba levantar la máxima expectación y por ello fue bautizada como «si perdemos me afeito, si ganamos también». Ahora está por ver si de verdad el delantero venezolano se deja bigote, incluso si es acompañado en esta campaña por todos los miembros del vestuario.

Por el momento, el equipo formado por LEA y el Alavés marcha en el puesto 27 en el ránking nacional con 50 euros donados, aunque esto no acaba más que empezar y, a buen seguro, subirán las donaciones como la espuma de afeitar.

Lo cierto es que en esta causa son muchos los hombres que se involucran y también los negocios de todo tipo, que después realizan ciertos descuentos a los bigotudos que se embarcan es la misma causa.

El cambio de look

Esta curiosa reivindicación comenzó en 2003 en Melbourne (Australia), coincidiendo con el Día Internacional del Hombre que se celebra el 19 de noviembre. A un grupo de amigos sensibilizados con la idea de dar a conocer la importancia que tiene para el varón la detección precoz del cáncer de próstata, se les ocurrió la idea de iniciar una campaña que consistió en dejarse bigote durante el mes de noviembre y la bautizaron con el nombre de movember.

La campaña pretendía concienciar a la población masculina y femenina, mostrando un signo físico muy evidente, el bigote, que indujera a la gente a preguntar el por qué del cambio. Esta campaña, en la que han participado más de 1.000.000 de personas en todo el mundo, se ha seguido realizando todos los años, ha recaudado más de 150.000.000 de dólares y ha financiado más de 1.000 programas de investigación.

Los bigotes quieren conquistar Vitoria

Lo cierto es que el cáncer de próstata es el segundo cáncer más frecuente en el varón, que se diagnostica en más de 19.000 pacientes al año, y se espera que para 2030 se duplique el número de casos, hasta los 1,7 millones en todo el mundo. A pesar de estas cifras y de los informes, el recurso de la visibilidad del bigote es, indiscutiblemente, más eficaz para llegar a la población que cualquier artículo científico.

La organización Movember Foundation recurre a la estadística para subrayar que los hombres mueren seis años antes que las mujeres y que los problemas de salud mental afectan más a los hombres que a las mujeres: de todas las personas que se suicidan, tres cuartas partes son varones, detallan. Además, la Organización Mundial de la Salud calcula que cada año mueren 510.000 hombres por suicidio en todo el mundo. Lo que equivale a uno por minuto.

Sin embargo, «no es solo cosa de hombres», señalan desde Movember Foundation. «Para abordar el asunto y trabajar por un mundo en el que las futuras generaciones de hombres no sufran los problemas que existen hoy, hay que tomas medidas tanto a nivel individual como de comunidad. Lo cual significa que hay que hacer que hombres y mujeres, empresas, grupos deportivos, organizaciones comunitarias, gobiernos, legisladores sanitarios y responsables de sanidad se impliquen en la labor de reducir la actual desigualdad de género en todo lo que respecta a la salud».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate