El Correo

Los ‘pichis’ piden empadronarse en la casa que ocupan en el barrio de Abetxuko

2.000 personas reclamaron el sábado el desalojo de ‘los pichis’ de Abetxuko.
2.000 personas reclamaron el sábado el desalojo de ‘los pichis’ de Abetxuko. / Iosu Onandia
  • El Ayuntamiento subraya que «presentar la instancia no implica la obtención automática del alta» y menos si «no existe posibilidad de acreditar la titularidad»

Nueva vuelta de tuerca en el caso de la ocupación de una casa en Abetxuko por parte de miembros del clan vizcaíno de ‘los pichis’. Miembros de SOS Racismo Araba, capitaneados por su dirigente Fede García, han acudido este lunes a las oficinas del Ayuntamiento de Vitoria con el objetivo de dar de alta en el padrón municipal a la familia Manzanares (columna vertebral del clan gitano) en la misma casa que ocuparon por la fuerza en la calle El Cristo del barrio de Abetxuko en agosto.

La medida, tomada dos días después de que unas dos mil personas se manifestaran en Vitoria para reclamar el desalojo inmediato del clan, no parece tener largo recorrido. Portavoces del gabinete de Gorka Urtaran, un ejecutivo local que ya recomendó a los pichis que «se vuelvan a Bilbao», subrayaron que «la presentación de la instancia no implica la obtención automática» del certificado oficial.

De hecho, el equipo de gobierno ha recordado que «en este caso no existe posibilidad de acreditar la titularidad de la vivienda, ni existe un contrato de arrendamiento, ni derecho de subarriendo, ni justificantes de pago de gastos relativos a este domicilio». Según recalcan las mismas fuentes, como consecuencia de que se incumplen las condiciones habituales para obtener el certificado, la Unidad de Padrón solicitará un informe a la Policía Local sobre las circunstancias en que se está produciendo la residencia en ese domicilio y verificará la documentación identificativa de las personas solicitantes del alta antes de emitir una resolución.

En este sentido, el Consistorio vitoriano reclamó a la Justicia «celeridad» ante la ocupación de la vivienda en Abetxuko por parte de los ‘pichis’, y ante la que los vecinos han protestado de manera reiterada y pacífica por las calles de Vitoria.

«Ocupación pacífica»

Precisamente, estas manifestaciones y la actitud mantenida por parte de las instituciones durante las últimas semanas fue criticada por SOS Racismo como un intento para condenar al «ostracismo social» a los miembros del clan gitano, quienes han ejercido una «ocupación pacífica de una infravivienda» que es una práctica «recurrente cuando la necesidad obliga», sostiene el colectivo.

Estas asociaciones denunciaron que se intente tachar a esta familia de «conflictiva y antisocial estableciendo para sus integrantes un antecedente que no prescribe jamás». «No son desde luego la franquicia de los Corleone (en referencia a la familia protagonista de la saga ‘El Padrino’) en Vitoria», afirmó Fede García, que catalogó en un comunicado de «espectáculo bochornoso» las manifestaciones que se han celebrado las últimas semanas por parte de los vecinos de Abetxuko para mostrar su malestar por la ocupación del número 54 de la calle El Cristo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate