El Correo

Urtaran busca un pacto 'in extremis' para aprobar el IAE

Gorka Urtaran
Gorka Urtaran / Blanca Castillo
  • El PNV mantiene abiertas las negociaciones con el PP y EH Bildu para intentar que el impuesto no quede congelado y que la recaudación no se vea reducida

El alcalde Gorka Urtaran llega sin nada firmado a las horas previas al debate en pleno sobre impuestos, tasas y precios públicos. Un año más, el IAE (el tributo que grava a las empresas) se convirtió en el principal foco de las negociaciones que ayer mantuvo el PNV con el PP y, por otra parte, con EH Bildu, Podemos e Irabazi. En estos encuentros, cada grupo de la oposición expuso cuál es su planteamiento y hasta dónde está dispuestos a ceder. Sin embargo, el regidor escondió sus ‘cartas’ y hasta última hora no decidirá hacia qué lado escorarse, porque Urtaran tiene claro que no puede mantener ‘congelado’ el IAE en 2017 –como provocaría la falta de un acuerdo– porque esto reduciría la recaudación y lastraría las finanzas del Ayuntamiento.

Los populares aceptan fijar el tipo propuesto por los propios jeltzales (1,88 desde el 1,146 actual) a cambio de no extender el impuesto a las compañías que facturen entre uno y dos millones, como pretenden las Juntas. Pero el Gobierno municipal no desea romper el acuerdo suscrito con SEA-Empresarios Alaveses en 2015, que ve con buenos ojos el planteamiento que el PP promueve ahora.

El bloque de izquierdas se compromete a actualizar el impuesto de circulación, las tasas de basuras y veladores, la OTA y –entre otros– los precios de Tuvisa, pero si se sube el tipo del IAE en el 1,95 y se obliga a pagar a todas las empresas con un volumen de negocio superior al millón de euros. En la negociación, Urtaran incluso accedió a subirlo hasta el 1,91 pero finalmente decidió levantarse de la mesa y dejar todo para las horas previas al pleno.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate