El Correo

Siete exalcaldes de capitales siguen en el pleno y dos incluso son diputados

Javier Maroto, durante la toma de posesión de su escaño como diputado. Tras él, Juan Ignacio Zoido.
Javier Maroto, durante la toma de posesión de su escaño como diputado. Tras él, Juan Ignacio Zoido. / EFE
  • Javier Maroto cambia el Ayuntamiento por el Congreso, mientras Juan Ignacio Zoido y Teófila Martínez compaginan ambas instituciones

El nombramiento de Javier Maroto (PP) como diputado desencadenó su salida del Ayuntamiento. «Un exalcalde no aporta nada en el pleno», comentaban sus hasta ahora compañeros de Corporación. «Estaba obligado», sostenían otros. Sin embargo, sólo hay que ampliar un poco el enfoque para observar que ambas afirmaciones son equivocadas.

Si se analizan las 52 capitales de provincia, en 35 –incluida Vitoria– ya no gobierna quien lo hacía antes de las elecciones municipales de 2015. Es decir, en el 67,3%. Esto no significa que todos perdiesen el cargo en las urnas, ya que algunos lo han abandonado en los primeros quince meses de legislatura. De ellos, cinco han dejado el Consistorio para convertirse en diputados –Rosa Romero (Ciudad Real), Ana Alós (Huesca), José Enrique Fernández (Jaén), Manuel Blasco (Teruel) y ahora Maroto– y tres, en senadores –Luis Rogelio Rodríguez (Almería), Miguel Ángel García (Ávila) y Rita Barberá (Valencia)–. Todos ellos son del PP y se evidencia un empeño de Mariano Rajoy para incluir en listas a antiguos regidores que, por lógica, son los más conocidos por los ciudadanos.

De estos 35, cuatro exalcaldes siguen siendo concejales y portavoces de sus respectivos grupos municipales –Xavier Trias (Barcelona), Juan José Cardona (Las Palmas de Gran Canaria), Agustín Iglesias (Oviedo) y Enrique Maya (Pamplona)–. Pero, además, hay tres que conservan el puesto de concejal y son diputados en la Carrera de San Jerónimo –Teófila Martínez (Cádiz), José Antonio Nieto (Córdoba) y Juan Ignacio Zoido (Sevilla)–. Destaca el caso de Nieto que ha abandonado la direccion de su formación en el Ayuntamiento.

Vistos los ejemplos, la salida de Javier Maroto de Vitoria se presume como un paso adelante y en vez de quedarse como un soldado raso en el hemiciclo se despeja el camino para ocupar cargos más importantes, además de la vicesecretaría Sectorial del PP.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate