El Correo

Mikel Fiestras nos muestra cómo elaborar su premiado 'Txi-txa-rro'

vídeo

Mikel Fiestras prepara su pintxo ‘Txi-txa-rro’. / EL CORREO

  • El chef de La Regadera ha logrado con su pintxo la mención especial del jurado en el Campeonato de Euskadi

El sabor a mar del ‘Txi-txa-rro’ preparado con lomo de este pescado azul y otra quincena de ingredientes –teja de plancton, tres tipos de huevas de pez volador, algas, salsas elaboradas con eneldo, soja con manzanilla y aliolí de pimentón...– sedujo este miércoles de tal forma a los miembros del jurado que no dudaron en conceder a Mikel Fiestras la mención especial del Campeonato de Euskadi de pintxos. «Estoy en nueve, al máximo, es un éxito absoluto», confesaba a este periódico tras recibir el diploma acreditativo. El cocinero de La Regadera ha atendido la llamada de EL CORREO para enseñarnos, paso a paso, cómo se prepara su creación.

Fiestras sigue estando «como en una nube, flotando... Estoy supercontento». Su primera presencia en el certamen culinario celebrado desde el lunes en el Kursaal de San Sebastián se ha cerrado a lo grande, acompañando en el cuadro de honor a los tres primeros clasificados. El triunfo correspondió al bar Sardara de Hondarribia y su ‘Barbalada’, un pintxo íntegro de bacalao en tres texturas: piel crujiente, deslascado a baja temperatura y brandada, acompañados de tres salsas. Segundo fue el Gran Sol de Hondarribia con un ‘Lingote de pato a la naranja’ y tercero, el Kobika de Durango y su ‘Rulo de lumagorri con hongos’.

«Ha habido mucho nivel», añade Fiestras, «pero creo que nosotros también lo hemos ofrecido. El jurado da cuatro premios y uno ha sido para La Regadera». Tanto en la fase clasificatoria como en las semifinales e incluso en la final, «me he encontrado muy a gusto cocinando con la ayuda de Rubén González –el chef de La Casa del Patrón a quien Fiestras ha acompañado en otras ediciones– y he sentido el cariño de los compañeros».

Esta mención del jurado supone para el cocinero vitoriano «el mayor reconocimiento», incluso por encima del segundo puesto en la Semana Grande del Pintxo de Álava de este año. «Es un impulso a muchos años de trabajo» que le da «fuerzas para seguir en la brecha después de haber pasado unos años duros. Los hosteleros hemos sufrido la crisis pero muchos hemos aguantado».

En su caso, a finales de abril inició una nueva etapa, en el mismo local de la calle Dato pero con La Regadera. El ciclo del restaurante La Huerta «había llegado a su fin y queríamos dar una vuelta al negocio», con cocina más informal y «el tapeo y el picoteo como base. Creo que lo vamos consiguiendo». Y ahora en su barra se podrá degustar un ‘Txi-txa-rro’ que ha sorprendido en el Campeonato de Euskadi de pintxos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate