El Correo

Álava aprueba recargar el IBI hasta un 50% a las viviendas vacías

Bloques de viviendas del barrio de Zabalgana
Bloques de viviendas del barrio de Zabalgana / Igor Aizpuru
  • PNV, EH Bildu y PSE dan el visto bueno a la reforma normativa de este impuesto para permitir a los ayuntamientos gravar la factura a los inmuebles donde no haya nadie empadronado

Los ayuntamientos alaveses podrán a partir de 2017 gravar hasta un 50% la factura del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas donde no haya nadie empadronado. Las Juntas Generales han dado esta mañana el visto bueno al cambio de la norma foral que regula este tributo con el respaldo de PNV, EH Bildu y PSE y la abstención de Podemos en un pleno sin sorpresas en este debate ya que la votación ha resultado idéntica a la registrada a principios de la pasada semana en comisión de Hacienda. Entonces se abrió la puerta a la aplicación de este gravamen, que hoy ha sido refrendado por más de la mitad de la Cámara alavesa. La última decisión, eso sí, queda en manos de los consistorios. De hecho, el PP ya anunció hace unos días que no utilizará esta vía ‘extra’ de ingresos en los tres municipios (Baños de Ebro, Laguardia y Navaridas) donde gobierna.

La idea de ‘castigar’ de alguna forma a las viviendas vacías llevaba varios años en la agenda de las instituciones. De hecho, el Ayuntamiento de Vitoria decidió en 2012 –con los votos de EH Bildu y PSE, la abstención de PP y la voz en contra de PNV– vincular el gravamen a la tasa de basuras. El resultado de aquella experiencia resultó nefasto para las arcas locales ya que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) invalidó la medida tras la denuncia de la Asociación de Propietarios Urbanos con la consecuente devolución de casi dos millones de euros a 9.000 contribuyentes vitorianos. Ahora, con el cambio normativo aprobado en las Juntas Generales, se da un paso en firme a la hora de aplicar un recargo a estos inmuebles, en este caso, a través del IBI.

La coalición independentista fue la encargada el pasado verano de volver a poner este asunto sobre la mesa con la intención de que se gravara el recibo hasta un 150%. Los jeltzales, sin embargo, plantearon meses más tarde rebajar el límite a un 25%. El acuerdo entre ambas formaciones en comisión, al que se sumó el PSE como socio del Gobierno foral, y ahora en pleno deja ese límite máximo para cargar el IBI en un 50%. Según el Observatorio Vasco de la Vivienda, alrededor de 18.000 inmuebles –7.000 de ellos en Vitoria– conforman el parque inmobiliario de propiedades vacías en el territorio y podrían verse afectadas, por tanto, por un cambio normativo que salió adelante hace unos meses en Bizkaia con el mismo respaldo político.

Bonificaciones

El diputado general, Ramiro González, señaló la pasada semana en esta línea que la medida responde a un intento de «armonización» fiscal en los tres territorios y, de paso, «dar un impulso al mercado de alquiler e inmobiliario». Pero la modificación aprobada esta mañana no sólo contempla la posibilidad de recargar las viviendas vacías a través del IBI sino que incluye también bonificaciones en la factura de este tributo de hasta el 99% de la cuota íntegra en aquellos inmuebles habituales cuya unidad familiar sume una renta inferior a 42.000 euros anuales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate