El Correo

Vitoria plantea primar la situación laboral de los padres en las escuelas infantiles

Un grupo de niños se divierte con juegos de construcción en una escuela infantil.
Un grupo de niños se divierte con juegos de construcción en una escuela infantil. / K. P.
  • El Ayuntamiento pretende cambiar el baremo de admisión para favorecer los casos en los que ambos progenitores trabajan y facilitar así la conciliación familiar

El borrador del plan estratégico de Educación que el Ayuntamiento presentará al consejo escolar de Vitoria la próxima semana propone readecuar el baremo de admisión de las escuelas infantiles. Su idea está encaminada a dar más peso a la situación laboral de los padres y primar los casos en que ambos trabajen.

En la actualidad, el hecho de que los dos padres o tutores legales estén empleados –o el único progenitor en caso de familia monoparental– suma dos puntos. Si sólo está trabajando uno o se encuentran los dos en paro se otorga uno. Sin embargo, tener un hermano en el centro está premiado con nueve y la proximidad del domicilio a la escuela, con cinco. El objetivo del servicio municipal de Educación es revisar estos criterios para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar.

Para definir la nueva baremación, el Gabinete Urtaran tendrá en cuenta las opiniones de los miembros del consejo escolar. Además, deberá acordar las novedades con el consorcio Haurreskolak. En la actualidad, la red de escuelas infantiles de Vitoria está integrada por veinticinco centros: cinco de la red municipal y el resto pertenecientes al Ejecutivo vasco. El equipo de gobierno municipal aspira a aplicar las modificaciones en la próxima campaña de matriculación para el curso 2017-18.

Los integrantes del consejo escolar de Vitoria ya tienen en sus manos este borrador. De hecho, el documento se evaluará en la próxima reunión de este órgano de consulta, participación y asesoramiento en el campo de la enseñanza no universitaria donde está representada la comunidad educativa de la ciudad, que se celebrará el próximo martes.

Este plan estratégico diseñado para 2016-22 también contempla la realización de una profunda revisión del proyecto educativo de la red municipal de escuelas infantiles y la elaboración de un mapa de necesidades de puestos escolares de cero a un año que incluya una propuesta de creación de infaestructuras necesarias en colaboración con el consorcio Haurreskolak.

Patios abiertos

El proyecto, además, incorpora otras propuestas encaminadas a promover el uso de espacios escolares fuera del horario lectivo. Así, plantea ceder estos recintos, de propiedad municipal, para que los usen comunidades y agentes sociales. También incluye el programa ‘Auzoarentzat zabalik’, dirigido al uso de estos equipamientos para la dinamización del tejido social de los barrios.

Como programa piloto, durante este curso, el Ayuntamiento pondrá en marcha la iniciativa ‘Patios abiertos’ en cinco colegios de la ciudad. Se han elegido centros con una alto nivel de concentración de alumnado inmigrante y de bajo índice socioeconómico y cultural (ISEC). El objetivo es que todos los niños de la zona puedan utilizar estos recintos en su tiempo de ocio y lograr que la escuela no se vean como algo ajeno al barrio. Para el Departamento municipal de Educación,‘los patios abiertos’ constituyen un elemento integrador. Pero esta experiencia es sólo el germen de un proyecto más ambicioso, ya que el Consistorio aspira a extenderla a otros muchos colegios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate