El Correo

Las Juntas apoyan a las más de 40 firmas de Rioja Alavesa que piden una denominación propia

Un hombre descarga un cesto de uvas en el camión durante la vendimia.
Un hombre descarga un cesto de uvas en el camión durante la vendimia. / Blanca Castillo
  • Respaldan la idea de crear la marca ‘Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava’ pero reclaman también la defensa de todas las firmas «sea cual sea su opción»

No ha habido este miércoles brindis de consenso en las Juntas Generales durante el debate en pleno sobre la senda emprendida el pasado verano por más de 40 bodegas de Rioja Alavesa al solicitar la creación de la denominación propia ‘Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava’ al Gobierno vasco. Sobre la mesa de la Cámara foral se han puesto casi tantas propuestas para el sector como grupos junteros y finalmente ha salido adelante un escrito, sin unanimidad, que respalda la demanda de estas firmas pero, al mismo tiempo, pide a los ejecutivos autónomo y alavés que «apoyen y defiendan» a todas las marcas «sea cual sea la opción a la que opten». Sólo el PP ha votado en contra de la iniciativa, mientras que PSE y el procurador independiente se qhan quedado a medio camino al abstenerse en los puntos referentes a la nueva etiqueta.

EH Bildu ha sido el encargado de llevar en esta ocasión el asunto a la Cámara alavesa con la intención de dar un espaldarazo institucional a las empresas que han apostado por la denominación propia, una decisión con «riesgos e incertidumbres» pero «la mejor forma de romper la dinámica uniformizadora» que, a su juicio, lleva la DOC Rioja. «El futuro cada vez es más incierto y oscuro para los viticultores y las pequeñas bodegas de Rioja Alavesa. El modelo impuesto las hace inviables mientras florecen otras glamurosas», ha planteado el portavoz de la coalición independentista, Kike Fernández de Pinedo.

«Actualmente se prima más la cantidad que la calidad», ha agregado el jeltzale Jokin Villanueva en esa descripción del escenario donde opera hoy el sector. El PNV ha comprendido «el hartazgo» de las firmas que quieren agruparse bajo el título ‘Viñedos de Álava’ ante este panorama y ha abogado por que esa diferenciación se produzca «en breve». La enmienda aprobada, que recoge la constitución de una Mesa del Vino para coordinar las labores para su creación, da un paso más y reclama que «sea una realidad en el menor plazo posible».

El PP, único voto en contra

Podemos, como los peneuvistas, han planteado ofrecer el respaldo de las Juntas Generales a todas las bodegas aunque ha asumido que algunas se encuentran «incómodas» con el Consejo Regulador del ‘Rioja’. Su portavoz, Arantxa Abecia, ha apuntado incluso a que no se trata sólo de hablar del etiquetado de las botellas, sino de «la subsistencia de los pueblos» dependientes del sector en la comarca riojanoalavesa. «Se está primando un modelo productivista», ha proseguido José Damián García-Moreno (Irabazi), con quien ha coincidido el socialista Jon Pablo Nogales en la necesidad de «alejarnos» de ese sistema. El PSE, eso sí, sólo ha votado a favor de los puntos del escrito donde no se hacía referencia expresa a la denominación propia.

La apuesta por esa línea «no es buena», ha avisado Javier de Andrés (PP), el más crítico este miércoles con la idea de crear una nueva etiqueta que «fractura la marca Rioja Alavesa». En su opinión, esta medida impulsada por «unas bodegas que representan el 5% de la producción» de la comarca «debilitaría» al sector en suelo alavés. «Se trata de poner en valor una marca que funciona dentro y fuera de España y no tirar por la borda años de trabajo para alcanzar este prestigio», ha invitado. El independiente Miguel Ángel Carrera ha advertido también del esfuerzo «titánico» que supone poner en marcha una denominación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate