El Correo

«Aportaré al PP mi experiencia personal sobre cómo se gobierna en minoría»

El ya diputado en Cortes Javier Maroto camina por la calle Lehendakari Aguirre, en Vitoria.
El ya diputado en Cortes Javier Maroto camina por la calle Lehendakari Aguirre, en Vitoria. / Igor Aizpuru
  • El exalcalde achaca a «razones personales» su salida del Ayuntamiento y sostiene que su compromiso con la ciudad permanece intacto

Desde la tercera fila del hemiciclo y junto a Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del PP, Javier Maroto tomó ayer posesión del cargo de diputado. En el coche y camino de Madrid, el exalcalde no paró de contestar llamadas y mensajes, la mayoría de despedida por su decisión de abandonar el Ayuntamiento tras 17 años.

–¿Por qué da un paso atrás y deja el escaño en el pleno de Vitoria?

–No es ningún paso atrás porque no cambia mi vinculación con Vitoria. Lo que voy a hacer ahora es lo que venía haciendo. Estaré pendiente de los asuntos en los que la ciudad necesite mi apoyo y opinaré cuando la situación sea claramente mejorable. Mi decisión no es política, es personal. El grupo municipal sale reforzado con el nombramiento de Leticia Comerón.

–Había prometido de forma reiterada que iba a continuar los cuatro años en la oposición, incluso cuando se hizo evidente que sus responsabilidades nacionales crecían.

–Esta nueva etapa sólo es un punto y seguido en mi relación con los vitorianos. Deseo trasladar al conjunto del partido mi manera de entender la política a pie de calle y la relación con los colectivos, pero mantengo mi compromiso con la ciudad porque es lo que llevo en la sangre.

–Su ausencia en comisiones y juntas de portavoces se había convertido en un arma política.

–Los portavoces tienen que asistir a los plenos del Ayuntamiento y creo que sólo he faltado a dos. Las juntas sólo preparan los órdenes del día. Durante estos meses yo he realizado la labor de coordinación de mi grupo como me correspondía. Pero mi trabajo por Vitoria va más allá de dirigir un grupo de concejales o acudir al pleno, mi compromiso es con la ciudad independientemente de cuál sea mi cargo y seguiré defendiéndola por encima de todo.

–¿De qué manera ha afectado esa polémica a su partido?

–El debate no tendría que ser a cuántas comisiones acudo o no. Lo importante es qué modelo tiene Vitoria, qué inversiones se llevan a cabo, qué problemas tiene la ciudad, qué debates existen en la calle y esconden los políticos...

–¿Qué destacaría de su sustituta?

–Leticia Comerón es una mujer con una fortaleza y una tenacidad increíble. En el Gobierno demostró su capacidad de gestión con espléndidos resultados al frente de departamentos muy complicados. Es alguien respetada por los técnicos y los concejales que, además, tiene una idea muy clara de que la ciudad necesita un motor para no paralizarse.

–En estos primeros quince meses de legislatura, Comerón se ha convertido en el auténtico azote del alcalde Gorka Urtaran.

–Nuestro compromiso con los votantes es evitar que la ciudad se pare y denunciar las cuestiones en las que el Gobierno municipal se equivoque, como tendría que hacer cualquier partido de la oposición. En cuestiones positivas, como sucedió a la reparcelación de los nuevos barrios, han contado con nuestro apoyo.

–A usted, por el contrario, se le ha oído hablar más de Pedro Sánchez o Albert Rivera que del alcalde de Vitoria. ¿Realmente ha estado pendiente de lo que sucedía?

–El PP es el único grupo que tiene iniciativas y levanta la voz por la parálisis en la capital alavesa, y eso es posible porque tenemos un grupo organizado. Eso no quita para que tenga una opinión formada sobre lo que sucede en el resto del país.

Foronda, Garoña...

–¿Comerón sería una buena candidata a alcaldesa?

–Ella tiene toda mi confianza y la mantendré en el futuro, pero ahora de los únicos comicios que tenemos que hablar es de las indeseadas terceras Generales.

–De momento, el presidente del PP de Álava, Javier de Andrés, no ha descartado que usted mismo vuelva en 2019 para liderar la candidatura municipal.

–(Pausa) El deseo de todos los vitorianos y españoles es evitar las terceras elecciones. Sólo estamos pensando en ese asunto.

–¿Qué podrá hacer usted por Vitoria desde el Congreso?

–Sólo podré hacer algo si arranca la legislatura y ahora todo el trabajo está concentrado en establecer ese escenario. El PSOE tiene que entender que no pueden pasar a la historia como el palo en la rueda de la estabilidad en España. A partir de ahí, lo que habrá es un gobierno en minoría que requerirá de un enorme contacto con los diferentes grupos y si algo podré aportar es mi experiencia de gobernar en minoría y hablar con todos, como siempre ha sucedido en Vitoria.

–Usted ha chocado con el PP nacional en temas como Foronda, Garoña o el ‘fracking’. ¿Va a mantener esa postura al votar en el Hemiciclo?

–Sólo sé defender Vitoria desde la coherencia personal y buscando siempre lo mejor. Es mi manera de ser y no va a cambiar.

–¿Se saltará la disciplina de voto en esas cuestiones o se ausentará de votaciones como prefirió Alonso?

–Lo conveniente es convencer de cuál es la mejor propuesta antes de votar.

–¿Se ve como ministro?

–Sólo puedo decir que las quinielas sobre estos temas casi siempre se equivocan. Yo estoy muy bien donde voy ahora.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate