El Correo

800 vecinos de Abetxuko vuelven a protestar ante la casa de 'los pichis'

vídeo

Unos 800 vecinos han protestado esta tarde frente a la casa ocupada por 'los pichis' en Abetxuko. / Igor Aizpuru

  • Vuelven a exigir su desalojo en un clima de creciente tensión tras el altercado vivido con el clan gitano en la marcha celebrada el domingo

Abetxuko ha lanzado este lunes un nuevo órdago contra 'los pichis' con una multitudinaria cacerolada frente a la casa que esta familia gitana ha ocupado, junto a una hija del clan de 'los Bartolos', en la calle El Cristo. Alrededor de 800 personas se han plantado con sus cazuelas y silbatos para volver a mostrar a estos incómodos inquilinos que el barrio está unido en contra de la ocupación. Sobre todo tras el último altercado vivido con ellos, este domingo al anochecer, cuando dos de 'los pichis' salieron de la vivienda para increpar a los participantes del paseo silencioso que se repite frente al inmueble desde hace dos semanas. «Ambos aparecieron en medio de la manifestación y se dirigieron a la gente que paseaba entre risas y algunos gestos, y la gente no aguantó esa provocación», han explicado desde la asociación Uribe Nogales a EL CORREO.

Pese al esfuerzo de los miembros del colectivo vecinal por conservar la paz, la tensión acumulada hizo estallar a algunos. «El pueblo entró a la disputa, y menos mal que se pudo mantener la calma y controlar la situación para que no fuera a más. Pero casi se les echan encima... Si no llega a a ser porque gente de la asociación se puso en medio, y medió la Ertzaintza...», recuerdan. Un precedente que este lunes ha mantenido en vilo a la asociación, preocupada de lo que pudiera suceder en la cacerolada.

«El domingo estuvimos reunidos hasta las once de la noche; este lunes nos hemos juntado otra vez antes de la protesta... Porque no queremos alimentar algo de lo que luego algún vecino se tenga que arrepentir», valoran. El amplio despliegue policial en el barrio, integrado tanto por furgonetas antidisturbios como por patrullas y agentes de incógnito, también quería evitar que la tensión estallase de nuevo. Pero los ánimos de unos vecinos que durante las jornadas de paseos frente a la casa han visto cómo les grababan 'los pichis' desde el piso superior «o incluso te hacen muecas y te enseñan el dedo» han convertido la cacerolada en una auténtica olla a presión.

Por suerte, el ruego de la asociación vecinal de «estar calladitos, como estas dos últimas semanas, y no entrar en la provocación, sino lanzar toda esa rabia a través de los silbatos y las cazuelas que lleven en la mano», se ha cumplido y por ahora no se ha producido el temido enfrentamiento. 'Los pichis' no han salido del bloque para increpar a la multitud, aunque sí les han observadon desde las ventanas.

Algo que ha devuelto cierta tranquilidad a la asociación, que insiste de nuevo en que este asunto «ha de ir por la vía judicial». En este sentido, han agradecido las declaraciones realizadas a EL CORREO por el fiscal jefe de Álava, Josu Izaguirre, de que el desalojo se hará en «poco tiempo». «Ojalá sea cuestión de días, porque esto no puede esperar una semana más», avanzan desde Uribe Nogales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate