El Correo

El diputado general, dispuesto a trabajar en una reforma fiscal en Álava

vídeo

El diputado general, Ramiro González, interviene en una sesión plenaria

  • Ramiro González reitera la recuperación económica, los servicios sociales y el equilibro territorial como ejes de su gobierno que dice ha estado marcado por «la normalidad»

El segundo año de la legislatura foral liderada por Ramiro González ha protagonizado esta mañana su puesta de largo con la celebración del pleno de Política General. El diputado general ha arrancado la sesión -por la tarde ha llegado el turno de los grupos junteros- con el dibujo de un territorio marcado por «la normalidad, la cultura del acuerdo», una palabra que ha repetido en media docena de ocasiones en apenas un minuto y a la que ha apelado en numerosas intervenciones a lo largo del primer ejercicio de su mandato. Como ejemplos de ese nuevo escenario basado en el «diálogo» ha señalado el pacto presupuestario con EH Bildu, la relación con otras instituciones para sacar adelante proyectos como la ampliación del tranvía o con la ciudadanía mediante el impulso de la iniciativa Ágora con ideas ya «en proceso de maduración». Pero el líder jeltzale ha centrado su intervención, sobre todo, en las «tres prioridades» que ya en 2015 indicó que serían los pilares de su acción de gobierno. Se trata de la reactivación económica y del empleo, la recuperación del liderazgo en materia social y la defensa del equilibrio territorial y de la sostenibilidad. «Álava atraviesa un momento crucial para su futuro», ha destacado en este marco.

González ha desgranado estos tres ejes en su primer pleno de Política General -el pasado año no se celebró al haber sesión de investidura- y ha 'vestido' cada uno con una combinación de proyectos en marcha y propuestas que se han puesto sobre la mesa para su ejecución en los próximos años. En «la prioridad con mayúsculas» para su equipo que supone la economía ha recordado la tendencia positiva que marcan los indicadores macroeconómicos (PIB, exportaciones...) aunque ha asumido que «no son suficientes, no me valen». En la provincia, donde muchas empresas han bajado la persiana desde el estallido de la crisis, todavía hay cerca de 23.500 ciudadanos que engrosan la lista del paro. Una de las herramientas para buscar una salida a esa situación, ha indicado, es el presupuesto foral (438,2 millones de euros). En breve, el Ejecutivo alavés iniciará el camino hacia la aprobación de las próximas Cuentas que, de nuevo, requerirán el apoyo de al menos una formación de la oposición. A su actual socio en la materia, EH Bildu, le ha hecho varios guiños a lo largo de su discurso con menciones a los planes acordados con la coalición que se han activado en los últimos meses. El nuevo enfoque de Álava Agencia de Desarrollo para el asesoramiento de compañías es uno de ellos.

«Reserva natural de Euskadi»

Lograr que el territorio salga por completo del túnel donde entró con la debacle económica, la mayor desde el 'crack' del 29, pasa a juicio del diputado general por el desarrollo de proyectos estratégicos como «la plena operatividad» de Foronda -que en primavera tendrá vuelos regulares con Ryanair, la llegada de la alta velocidad, la creación de una estación intermodal en Júndiz -idea que se trabaja con el Gobierno vasco-, la ampliación de Arasur o la promoción de la provincia como «nodo logístico». Un buen puñado de estas actuaciones se encuadran en el perfil industrial de Álava (significa el 32% de su PIB) aunque González se ha fijado también en otros sectores que ofrecen «grandes oportunidades» como el turismo, la agricultura con el vino como una de sus señas de identidad -donde ha insistido en el reconocimiento de Rioja Alavesa dentro del marco de la DOC Rioja- o el medio ambiente. «Somos la reserva natural de Euskadi», ha asegurado en un turno de palabra que ha rozado la hora y media de duración.

Pero si hay un área clave para la Diputación es Hacienda donde la recaudación acumulada hasta agosto presenta «resultados positivos» aunque hace meses que descartó alcanzar el incremento (5,5%) previsto para este ejercicio. Desde este departamento, ha anunciado el líder del PNV, se aumentarán las sanciones «por borrado y destrucción de facturas» así como por manipular programas informáticos utilizados en facturación. El diputado general, que se ha comprometido a tener para mediados de diciembre el texto de la nueva Ley de Aportaciones, se ha mostrado en el apartado de fiscalidad dispuesto a «trabajar en posibles modificaciones» del acuerdo alcanzado en 2013 por su partido, PSE y PP. «En las próximas semanas procederemos a evaluar de forma concienzuda y rigurosa el resultado de la reforma vigente», ha explicado. En su intervención ha avanzado otros compromisos para los próximos meses en otros asuntos. En servicios sociales, por ejemplo, ha compartido su intención de rehabilitar la residencia vitoriana de San Prudencio, cuyas obras prevé arranquen en 2017 para crear 60 plazas para mayores. Y en materia de empleo público, ha calculado, saldrán 265 plazas (para la institución, el Instituto Foral de Bienestar Social, el organismo autónomo de bomberos...) en año y medio a las que sumarán más en nuevas convocatorias.

En la sesión, además de lanzar diferentes números, se ha referido asimismo a proyectos relacionados con la cultura como la implantación de la gratuidad en los museos forales, la aprobación del plan de viabilidad de la Escuela de Artes y Oficios o el impulso de un nuevo Museo de Ciencias Naturales «de forma conjunta con el Ayuntamiento de Vitoria y el Gobierno vasco». Y a pesar de que éstos son recursos que pueden aprovechar todos los alaveses, González ha recalcado la necesidad de trabajar en el equilibrio territorial y ha incluido en este objetivo a Treviño con el fin de «reivindicar su condición de octava cuadrilla». La conexión de todos los rincones de la provincia pasa, a su juicio, por las infraestructuras viarias -30 millones destinados a ellas- como la ansiada reforma de la N-124, el transporte, el Plan Foral de Obras y Servicios, la apertura paulatina 24 horas de los parques de bomberos -el primero, Laguardia, lo hará el 1 de enero- o el acceso a internet mediante la iniciativa Araba Conectada.

«Álava a la vanguardia»

El diputado general no ha ahorrado críticas hacia el Gobierno central por su actitud en temas como el aeropuerto vitoriano, la central nuclear de Garoña -«es nuestra obligación hacer todo lo posible para impedir su repartura», ha dicho- o las intervenciones hidráulicas, un área en la que también se ha quejado de la actuación de la Agencia Vasca del Agua-URA. Ninguno de los dos entes «han cumplido las inversiones previstas», ha advertido tras recalcar que su equipo ya trabaja en «mejorar» el Zadorra y otros puntos. «Conocemos muy bien la importancia de cuidar, conservar e incluso mejorar nuestros espacios naturales», ha resumido. González ha reiterado que de las 387 tareas recogidas en su plan de gobierno se han iniciado ya 288 y que su objetivo es, en esta línea, «trabajar y dialogar». La meta, ha apuntado, es «una Álava a la vanguardia económica, social y cultural».

El turno de los grupos junteros para responder al discurso del diputado general y plantear sus propias prioridades llegará por la tarde en una sesión que podría alargarse hasta las nueve de la noche si todas las formaciones agotan sus tiempos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate