El Correo

«Euskadi y Álava son un remanso de paz por su estabilidad institucional»

Guerra, Moreno y Guibelalde han participado en la jornada empresarial ‘Diálogos a 3’ en Miñano.
Guerra, Moreno y Guibelalde han participado en la jornada empresarial ‘Diálogos a 3’ en Miñano. / Jesús Andrade
  • Tres dirigentes empresariales destacan las posibilidades para invertir que ofrece el territorio, en una jornada organizada por la patronal SEA en Miñano

La confianza es un elemento que cada vez tiene más importancia en las operaciones económicas. Los empresarios reclaman seguridad –jurídica, política...– a la hora de emprender nuevas aventuras. Y teniendo en cuenta que España acumula ya casi un año sin gobierno y que los mercados exteriores están condicionados por fenómenos como el ‘Brexit’, tensiones institucionales internas o la crisis de los refugiados, el panorama que ofrecen Euskadi y Álava «es de un remanso de paz. Existe una estabilidad institucional que se agradece y que permite a las empresas trabajar con tranquilidad».

A esta conclusión han llegado este miércoles Jesús Guerra (Naipes Heraclio Fournier), Jesús Guibelalde (Imat Mobiliario) y Lourdes Moreno (Bolueta Engineering Group), los tres destacados directivos que han participado en la jornada ‘Diálogos a 3. Los líderes empresariales responden’, organizada por la patronal alavesa SEA y el Parque Tecnológico de Miñano. «Hemos pasado de una época de años convulsos –no sólo por los periodos de crisis económicas sino también porque los empresarios estaban en el punto de mira de ETA– a la situación actual que se puede tildar de gloriosa», ha asegurado Guibelalde, presidente y consejero delegado de Imat, implantada en Júndiz y que diseña, fabrica y suministra mobiliario y asientos para aeropuertos, universidades o estaciones de tren.

«Nuestros políticos», ha añadido, «están haciendo bien las cosas», y repercute en que «tenemos una ciudad y un territorio atractivos para la inversión. En las últimas semanas, nuestra compañía ha traído a Vitoria a un empresario de Arabia Saudí y a cuatro técnicos aeroportuarios de Panamá que no conocían Euskadi. Y les ha encantado, hablan de una ciudad majísima, amable, muy caminable... Les ha maravillado el polígono de Júndiz y su arquitectura industrial».

La capital y Álava en su conjunto «forman parte de un ‘pack’ muy atractivo y vendible internacionalmente», ha destacado Guerra, director general de la histórica Naipes Heraclio Fournier, fundada hace 146 años en un pequeño taller de Vitoria. Ahora la compañía está englobada en el holding americano Jarden Corporation y es líder mundial del mercado de naipes con una cuota superior al 35%. «Hemos crecido más de un 75% en el mercado internacional desde 2010», ha aseverado Jesús Guerra. ¿El secreto? «Estamos presentes en 90 países y si a alguno le va mal, otros muchos están bien. Pero la clave, sobre todo, es que el turismo en el extranjero se mueve mucho, y la gente gasta más dinero en el entretenimiento que en comer».

Los casinos y Londres

Aunque hay mercados como el británico que debido al ‘Brexit’ –la salida del Reino Unido de la Unión Europea– «generan una incertidumbre brutal», en palabras de Lourdes Moreno, copropietaria de la firma vizcaína Bolueta Engineering Group, dedicada a la construcción, mecanizado y reparación de piezas y conjuntos para los sectores energético, químico o siderúrgico. Hacer negocio con Gran Bretaña «será complicado por los aranceles pero seguro que surgen oportunidades». De hecho, «las grandes fortunas extranjeras siguen en la ‘city’ de Londres», ha recordado Guerra, «y ahí están los casinos más sofisticados, por encima de Montecarlo».

Más de cerca les toca a estos empresarios el escenario político nacional, «que está generando un espectáculo público muy negativo. Hay un hecho que me sobrecoge, ¿tan difícil es llegar a acuerdos transversales como en otros países? Eso provoca tensiones económicas», ha criticado Guibelalde. Y la seriedad del país y su imagen «se ponen en cuestión, algo que no les gusta a los inversores extranjeros», ha insistido Guerra.

El dinero «necesita un mercado estable» y la falta de presupuestos –ante la ausencia de un gobierno central– «perjudica también a la obra pública, por ejemplo», ha planteado Moreno, una mujer que reconoce que «la presencia femenina en puestos directivos no progresa» a la velocidad que debería.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate