El Correo

Un armario con vistas a la red

fotogalería

La vitoriana Yolanda Caral combina su trabajo como asesora de imagen con su faceta loguera. / rafa gutiérrez

  • Yolanda Caral es una de las participantes en el séptimo encuentro Fashion Blog de la Semana de la Moda

Al igual que modelos, diseñadores, comerciantes o estilistas, las blogueras –y este año por primera vez en treinta ediciones, un bloguero– suponen una parte fundamental más de la Semana de la Moda de Gasteiz On. En esta ocasión, son cinco los que han tomado parte en el séptimo encuentro Fashion Blog, con el que se pretende promover el conocimiento y difusión de las nuevas tecnologías por parte de los comercios vitorianos. Yolanda Caral es una de las expertas en moda que han participado en esta XXX edición de la Pasarela, un ‘hobby’ que combina con su trabajo como asesora de imagen.

Esta vitoriana de 36 años estudió un grado superior de asesoría de imagen que finalizó en Padua (Italia) y lo completó después con un Máster de Asesoría de Imagen Personal en Madrid. Desde hace un año, desarrolla su labor profesional en la capital alavesa, un lugar al que tenía claro que quería regresar. Ha participado por cuarta vez en el encuentro de blogueros de Gasteiz On y reconoce estar «encantada». «Tienes un sitio privilegiado para disfrutar de la moda y la oportunidad única de comentar con los compañeros y profesionales del sector los desfiles o las colecciones. Es una experiencia buenísima», describe. «El único problema es que muchas veces me falta tiempo para contar todo lo que me gustaría. Aún así, este año estoy muy contenta porque he incluido la novedad de las entrevistas en vídeo a los diseñadores», añade.

Su relación con la cita fashion comenzó en 2014 cuando colaboró en el diseño del desfile protagonizado por la tienda de moda masculina Minotauro, y desde entonces se ha convertido en una incondicional. El resto del año compagina su faceta bloguera con asesorar a los demás sobre cómo vestirse, peinarse o maquillarse para sacarse el mayor partido a sí mismos.

Sin filtros ni retoques

«La verdad es que ni siquiera me planteé crear un blog, me saqué unas fotos, me gustaron y entonces decidí enseñar mi estilo y quién soy yo. Además, me gusta combinarlo con pequeñas lecciones de moda para que mis seguidoras puedan aplicarse los looks», explica. Con referencias como otras blogueras entre las que se incluyen Olivia Palermo, Lovely Pepa o Estefanía García, está convencida de que «nos dejamos llevar por las primeras impresiones», y por eso le da tanta importancia a la imagen. En su frenético día a día tiene marcadas diferentes fechas a lo largo de la semana para mantener un orden a la hora de publicar. Así, los martes es el día reservado para actualizar su blog –incluido en su página web yolandacaral.com– y los jueves para publicar en ‘Imagen y estilo personal con Yolanda Caral’, su bitácora en la web de El Diario Vasco, de Vocento.

La red social Instagram, donde acumula cerca de 1.200 seguidores, es para ella un espacio más personal y con menos reglas. «En Instagram publico fotos de mis viajes, de sitios en los que he comido, lugares que me inspiran y como no, mis estilismos diarios», enumera. Sus seguidores son testigos casi diarios de sus fotos en diferentes lugares de la capital alavesa como la plaza de Los Fueros, el museo Artium, la estación de autobuses, la balconada de San Miguel o el parque de La Florida. Todas las fotografías están tomadas por la profesional Pilar García a la que le une una gran amistad, y como ella misma confiesa «ni les añado filtros ni las retoco con ningún programa, me gusta ser natural».

Admite que su ‘hobby’ supone un trabajo «duro y que lleva mucho tiempo», pero que le apasiona. «Muchas veces, la gente de mi entorno me repite que desconecte, pero no puedo, la pasión por la moda me corre por las venas». Admiradora de diseñadores como Elie Saab, Balenciaga, Carolina Herrera y firmas como Dior o Chanel, Yolanda Caral se atreve a decir que en Vitoria cada vez resulta más sencillo cruzarse con personas que marcan su propio estilo a la hora de vestir. «Últimamente estoy viendo a gente que despunta y se atreve con sus propios gustos, y creo que eso es muy bueno». Sin embargo, admite que es un proceso lento y que todavía queda camino por recorrer para alcanzar a otras ciudades del entorno. «Por ejemplo, en Donosti se lleva un estilo más elegante por lo general y Bilbao la definiría como más cosmopolita. Pero sí que es verdad que Vitoria avanza».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate