El Correo

La Fiscalía alavesa pide 8 y 5 años para dos hombres por maltratar a su mujeres

  • Una de las mujeres tuvo que acudir hasta en 12 ocasiones a los servicios médicos

La Fiscalía de Álava ha pedido 8 años y tres meses de cárcel y 5 años de prisión para dos hombres acusados de maltratar a sus parejas en presencia de sus hijos menores que serán jugados el próximo lunes por el mismo tribunal de Vitoria en dos vistas fijadas con unas horas de diferencia.

La petición de pena más importante es para un hombre al que la Fiscalía alavesa acusa de agredir y vejar a su mujer en presencia de sus tres hijos menores, dos de los cuales también fueron objeto de maltrato por parte de su progenitor, siempre según la acusación pública. El escrito del Ministerio Público explica que el matrimonio estuvo casado entre 2006 y 2014 y que durante este tiempo la mujer sufrió todo tipo de menoscabos físicos y psicológicos, como insultos, vejaciones, amenazas con un cuchillo, empujones y agresiones delante de sus hijos, y que llegó a controlar sus gastos y economía, horarios y amistades.

La Fiscalía relata varios de esos episodios violentos e incide también en que el hijo mayor de la pareja se interpuso en varias ocasiones en esas agresiones y que apeló a su padre a que dejara en paz a su madre. Además también dice que los dos hijos mayores del matrimonio fueron objeto de vejaciones y de golpes y que ambos presentan signos de haber sufrido agresión por parte del acusado de forma emocional y física de manera puntual.

El Fiscal considera que el acusado es autor de tres delitos de malos tratos habituales en el ámbito familiar, de dos de amenazas y de tres delitos de lesiones. En total pide para él 8 años y tres meses de cárcel y que indemnice a sus víctimas con 3.000 euros por los daños morales causados. También que se le prohíba acercarse y comunicarse con su mujer durante seis años y con sus hijos dos años y seis meses.

En el otro caso que será juzgado el próximo lunes, el acusado se enfrenta a una petición de cinco años de cárcel por supuestamente agredir a su esposa, incluso estando embarazada, y controlarla de manera continua. El escrito de acusación afirma que el hombre impedía incluso a su esposa, con la que mantenía una relación desde 2010 y tuvo tres hijos, salir con libertad del domicilio familiar en Vitoria, ya que no le facilitaba copia de las llaves.

También que le prohibía gestionar los ingresos del acusado como los percibidos por ella misma en concepto de ayudas sociales y mantener contacto con su familia. Añade que durante 2014 los golpes por todo el cuerpo se intensificaron, especialmente durante el último trimestre del embarazo de la mujer, y que en 12 ocasiones tuvo que acudir a los servicios médicos.

La Fiscalía considera los hechos un delito de coacciones continuados en el ámbito de la violencia de género y dos de maltrato, un de ellos de carácter habitual. Por todo ello, el Ministerio Público pide 5 años de cárcel para el hombre y la prohibición de aproximarse y comunicarse con su pareja durante 15 años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate