El Correo

Piden 30 años de cárcel para un vitoriano por prender fuego a una casa con dos personas dentro

  • El Ministerio Público solicita también que el acusado indemnice a cada una de sus víctimas con 10.000 euros por los daños morales causados

La Fiscalía de Álava ha pedido 30 años de cárcel para un hombre acusado de prender fuego intencionadamente a una vivienda de Alokabide en Vitoria con dos personas dentro.

El escrito de acusación afirma que los hechos tuvieron lugar la tarde del 7 de mayo de 2015 cuando el acusado, con dos condenas previas por robo, acudió al piso, propiedad de la entidad pública Alokabide, en el que vivía un conocido y en el que en esos momentos estaba también una sobrina menor de edad.

El Ministerio Público relata que un momento dado el acusado comenzó a mantener una "actitud violenta" y a golpear con su cinturón varias partes y objetos de la vivienda, momento en el que las otras dos personas se retiraron a una habitación. El acusado, "con la finalidad de acabar con las vidas" del morador de la vivienda y su sobrina prendió entonces fuego al sofá de la cocina comedor, cerró las ventanas y las persianas, y se fue diciendo "os voy a quemar vivos" cerrando la puerta con las llaves, que se llevó.

Antes de abandonar la casa el procesado cortó el paso del agua, y desconectó la instalación eléctrica, siempre según el escrito de acusación. El fuego se propagó por toda la vivienda y las dos personas que estaban dentro al no poder salir por la puerta de la vivienda salieron a la terraza a pedir auxilio, mientras el procesado ya en la calle les decía "jódete".

Las dos víctimas fueron rescatadas por efectivos de los bomberos del Ayuntamiento de Vitoria, que sofocaron el incendio, y tuvieron que ser trasladadas al Hospital de Txagorritxu donde ambos precisaron un día de curación por inhalación de humo. La Fiscalía considera que estos hechos son un delito de incendio, dos de detención ilegal y otros dos de homicidio en grado de tentativa de los que son autor el procesado y para el que pide un total de 30 años de cárcel.

El Ministerio Público solicita también que el acusado indemnice a cada una de sus víctimas con 10.000 euros por los daños morales causados y con 32 euros respectivamente por las lesiones causadas, y que se le prohíba acercase a ambos y a sus domicilios a una distancia inferior a 200 metros por un periodo de 12 años. Alokabide no reclama indemnización por estos hechos ya que una aseguradora se ha hecho cargo de la reparación de los daños que fueron tasados en un total de 10.191 euros.

El juicio por estos hechos tendrá lugar la próxima semana en la Audiencia Provincial de Álava.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate