El Correo

Urtaran admite las críticas y mantendrá el riego y la siega en verano

Estado del jardín de Ariznabarra
Estado del jardín de Ariznabarra / oberto Arnaiz
  • El alcalde realizó un ejercicio de autocrítica y aceptó que «ni se ha explicado ni se ha gestionado bien el mantenimiento de las zonas verdes» de Vitoria

El Ayuntamiento de Vitoria aumentará el próximo año la inversión en el mantenimiento de las zonas verdes del municipio para incrementar las siegas y el riego en primavera y verano. La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la licitación de este contrato con un presupuesto de 3,6 millones de euros, que servirán para incrementar los trabajos de siegas y escardas, así como el riego manual. En concreto, el presupuesto con el que el Ayuntamiento ha contado en el ejercicio 2016 para esas labores ha sido de 2.350.000 euros, debido los ajustes.

Mediante este contrato de conservación con métodos, prácticas y productos respetuosos con el medio ambiente se realizarán siegas en las zonas verdes, polígonos industriales, parcelas municipales, centros escolares y edificios municipales, ocho grandes parques de la ciudad y el cementerio de El Salvador. «Se garantizará el número de siegas necesarias en primavera para que los jardines luzcan bien y se mantendrá el riego manual en verano, añadiendo criterios de sostenibilidad», ha destacado el concejal de Medio Ambiente y Espacio Público, Iñaki Prusilla. El contrato tiene una duración prevista de cuatro años, más una posible prórroga de dos más.

El alcalde Gorka Urtaran realizó hace varios días un ejercicio de autocrítica y admitió que «ni se ha explicado ni se ha gestionado bien el mantenimiento de las zonas verdes» de Vitoria. Una situación que los vecinos han plasmado en el Buzón Ciudadano en numerosas ocasiones. El regidor sostuvo que se ha dado un paso «demasiado rápido» hacia un modelo de infraestrucutras verdes con menos mantenimiento, lo que se traduce en un ahorro económico y una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Pese a las numerosas críticas y su marcha atrás, Urtaran sigue contemplando esta posibilidad como «el futuro». La ciudadanía viene reiterando sus quejas desde el inicio del verano por varios motivos: por la ausencia de ornato en alcorques, jardines y parcelas no edificadas y, en segundo lugar, por el color amarillento que presentan muchos de las zonas 'verdes' de la ciudad dada la falta de riego en el periodo estival.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate