El Correo

El colegio Waldorf inaugura un nuevo edificio en Trokoniz de más de 2.700 metros

Un grupo de niños juega en el patio exterior de las nuevas instalaciones del colegio Waldorf.
Un grupo de niños juega en el patio exterior de las nuevas instalaciones del colegio Waldorf. / I. Aizpuru
  • El equipamiento ha costado 2.250.000 euros y alberga a un centenar de alumnos desde Infantil a Secundaria

Geroa Eskola, el único colegio que imparte la pedagogía Waldorf Steiner en Euskadi, inaugurará oficialmente mañana sus nuevas instalaciones en Trokoniz, cerca de Vitoria. El centenar de alumnos de esta escuela, sin embargo, inició el curso en el nuevo edificio el pasado 9 de septiembre. Disfrutan de unas amplias y modernas instalaciones levantadas en una parcela de 11.000 metros cuadrados situada donde se encuentra el embrión de esta escuela, la estación del antiguo ferrocarril del Vasco-Navarro de esta localidad alavesa.

Este colegio Waldorf Steiner, integrado en la red concertada, imparte en la actualidad las etapas Maternal (1-2 años), Infantil, Primaria y Secundaria. La escuela inició su andadura hace diez años con apenas siete niños y ha ido creciendo en número de escolares y en prefabricados. El centro había llegado a contar con seis módulos que acogían a los escolares de Infantil y Primaria mientras los de ESO recibían clase en el monasterio de Estíbaliz. «Con el fin de aglutinar a todo el alumnado decidimos construir un nuevo equipamiento», rememora el director de Geroa Eskola, Josean Pagalday.

Con este objetivo, y además el de conseguir que el Gobierno vasco autorizase sus estudios de Secundaria, se embarcaron en este ambicioso proyecto. Y es que mientras que los de Infantil y Primaria tenían la aprobación del Ejecutivo autónomo, no ocurría lo mismo con los de Secundaria porque «nos exigía unos requisitos que nos obligaba a hacer obra», explica Pagalday. Hoy, su título de ESO ya cuenta con el informe favorable de Educación «y sólo queda un último trámite, el de su publicación en el Boletín del País Vasco».

Entorno natural

El nuevo colegio cuenta con 2.751 metros cuadrados construidos distribuidos en cuatro edificios. En el más amplio se imparten Primaria y Secundaria. También alberga el comedor, salas de tecnología, laboratorio, música, pedagogía terapéutica y aula de desdoble. Otro bloque acoge a los niños de Maternal e Infantil. En el tercero se encuentra un gimnasio de 300 metros. Por último, los servicios de administración y la sala de maestros -trabajan dieciséis docentes- se hallan en el inmueble del antiguo apeadero del tren Vasco-Navarro.

El complejo cuenta también con un patio cubierto de 400 metros y una zona verde de 6.000 metros con huerta, hierba para jugar, árboles... «Para nosotros es muy importante que los niños estén en contacto con la naturaleza, que vivan las estaciones del año, que tengan relación directa con el campo, que se suban a los árboles, la belleza de la zona... Este sitio reúne todas esas condiciones», afirma el director de esta escuela bilingüe.

Este ambicioso proyecto ha costado 2.250.000 euros. Una cantidad que el colegio ha obtenido mediante un préstamo bancario y aportaciones de los propios padres.

Mañana, un nutrido grupo de invitados podrá recorrer las instalaciones. Entre ellos se encontrará la delegada de Educación en Álava, Blanca Guerrero; la directora de Desarrollo Rural del Gobierno vasco, Elena Gutiérrez; el presidente de la asociación de centros educativos Waldorf, Antonio Malagón; la representante europea de Jardines de Infancia Waldorf, Lourdes Tormes, además de otros representantes de las instituciones alavesas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate