El Correo

Tuvisa adjudicará a Mercedes la compra de 10 autobuses, pero la plantilla exige nuevas mejoras

Los conductores de Tuvisa califican de «lamentable» el estado de algunos vehículos.
Los conductores de Tuvisa califican de «lamentable» el estado de algunos vehículos. / Roberto Arnaiz
  • El comité se concentrará mañana en la plaza de España y estudia llevar a cabo más movilizaciones «por los problemas laborales que arrastramos por la falta de inversión»

La obsoleta flota de la compañía municipal de transporte urbano, Tuvisa, con una media de edad superior a los diez años, rejuvenecerá a partir del año que viene. El consejo de administración de la firma adjudicará mañana a Mercedes el suministro de los diez vehículos articulados, que costarán 3.550.000 euros, sin contar el IVA. La decisión aliviará en parte las reclamaciones de los conductores de la firma, que denuncian desde hace meses el «lamentable» estado de algunos vehículos, aunque según el comité no resolverá «los problemas laborales que arrastramos por la falta de inversiones». De hecho, la plantilla anunció que se concentrará mañana a las 9.00 frente a la Casa Consistorial y que no descarta iniciar una campaña de movilizaciones.

Mientras esta protesta se lleva a cabo, el consejo de Tuvisa formalizará la adjudicación de los autobuses, lo que supondrá dar carpetazo a una cuestión que ha sido objeto de discusión por parte de los partidos desde el pasado otoño. En un primer momento, el Gabinete Urtaran llegó a plantear incluso una subida del precio del billete para financiar la adquisición, pero se encontró con el rechazo del resto de grupos a pesar de que todos consideraban necesario rejuvenecer la flota. Al final, Tuvisa financiará esta inversión con un crédito.

El proceso para comprar los autobuses se puso en marcha en primavera por 3,7 millones, sin contar el IVA, y por fin ha llegado a su fase final después de que se presentaron las empresas Mercedes y Man. La segunda, no obstante, será excluida por no cumplir uno de los requisitos exigidos en el pliego de condiciones relacionado con el tipo de suspensión del vehículo.

Seis meses

Así que sólo queda una opción, la de Mercedes, que se ha comprometido a suministrar diez unidades de 128 plazas, 48 de ellas sentadas –lo que incluye tres sillas plegables– y tres espacios para sillas de ruedas o carritos de bebé. El Consistorio quiere que las nuevas incorporaciones lleguen a las cocheras de Aguirrelanda en el plazo máximo de seis meses. Eso significa que los autobuses recorrerán las calles de la ciudad a partir de marzo.

En paralelo, el comité de Tuvisa exige nuevas mejoras. Sus portavoces denunciaron ayer los nuevos urbanos «ni se han pedido todavía» cuando se prometieron hace meses, y recordaron la falta de avances respecto a la renovación de las cocheras o del parking del Artium. A estas reclamaciones sumaron otras, como que «nos obligan a meter horas extra por falta de contratación, que en muchos casos ni se abona ni se compensa». Con todo, lamentaron que el convenio colectivo «se está incumpliendo» y que se está «obligando» a los empleados a recurrir a los tribunales para defender sus derechos.

El Gabinete Urtaran replicó que su compromiso con Tuvisa y su modernización es «claro y contundente, como prueba la compra de los 10 autobuses, a los que seguirán otros tantos a lo largo de la legislatura. Cabe recordar que desde 2009 no se compraban». También recordó que trabaja en un proyecto para reubicar las cocheras en la parcela del vivero municipal y que ha propuesto en dos ocasiones que la empresa tenga «un modelo financiero estable».