El Correo

600 temporeros vendimiarán en Álava con salario y alojamiento garantizado

La vendimia en Rioja Alavesa propicia cada año la llegada de trabajadores temporeros.
La vendimia en Rioja Alavesa propicia cada año la llegada de trabajadores temporeros. / Blanca Castillo
  • Los peones, que proceden sobre todo de Marruecos, llegan con un contrato firmado en origen que incluye una subida salarial del 7,7%

Alrededor de unos 600 temporeros se beneficiarán este año del programa de contratación en origen que pone en marcha con motivo de la vendimia la Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava (UAGA). La previsión indica que se repetirán las cifras del pasado 2015, es decir, que el número de peones que llegarán a Rioja Alavesa para la recogida de la uva se moverá en los parámetros de los mejores años.

Esos 600 empleados desarrollarán su trabajo en unas 150 explotaciones, según los datos ofrecidos por el sindicato agrario que desarrolla este programa desde hace 16 años y que concede a los temporeros garantías salariales y de alojamiento.

La mayor parte «llega procedente desde Marruecos», informa José Antonio Ugarte, responsable de UAGA en la zona de Rioja Alavesa. «Son alrededor del 80%» los que vienen del país norteafricano. El 20% restante, precisan desde la entidad, son subsaharianos, portugueses y también españoles, entre otras nacionalidades. Además, en la mayor parte de los casos repiten de otros años, lo que viene a demostrar la eficacia de un programa que surgió con el objetivo de acabar con la subcontratación y con otro tipo de prácticas ‘mafiosas’ que antaño se producían en torno a la vendimia. «Es cierto que se ha acabado con la subcontratación», admite el responsable del sindicato, «y si queda algo es ya muy residual».

De hecho, los alrededor de 600 braceros que han llegado para trabajar en esta tarea ya saben que cobrarán a 7 euros la hora, que su jornada laboral será de ocho horas, y que, además, percibirán 0,04846 euros por cada kilo de uva recogida. UGT fha firmado en los últimos días el convenio para los temporeros de Álava, que recoge una subida salarial del 7,7% hasta llegar a esos 7 euros/hora. En él se aumenta, además, un 25% el salario bruto en el plus de nocturnidad y un 10% en el toxicidad, penosidad y peligrosidad.

En el caso del programa de UAGA, los temporeros llegan con todo ya cerrado, tanto en el aspecto económico como en el del alojamiento. «Tienen su contrato, con seguridad social, y alojamiento», precisa Ugarte. Los agricultores están obligados a dar cobijo a estos trabajadores durante los días que permanecen empleados para la vendimia. Algunos de esos agricultores tienen alojamientos propios y quienes carecen de ello «pagan al que tiene sitio y los llevan allí».

Plazas en Leza

A esto hay que sumar un ‘albergue’ en Leza que supera las 50 camas. «Entre todo hay unas 800 plazas repartidas por toda la zona», por lo que el tema del alojamiento «está cubierto». En La Llanada «también existe un alojamiento con 25 plazas», detalla Ugarte, «pero en este caso se utiliza más para el proyecto de contratación que se desarrolla en la época de recogida de la patata».

Aunque es difícil precisar durante cuántos días trabajarán en esta campaña los temporeros, el responsable de UAGA en Rioja Alavesa estima que «serán como mínimo veinte días los que estará cada cuadrilla», ya que en muchos casos «inician el trabajo por la zona de abajo, como Laguardia y van subiendo hasta terminar en Labastida». Esto puede ser así porque no en todas las parcelas se vendimia al mismo tiempo, ya que el arranque lo marca la maduración y el estado de la uva.

El año pasado, por ejemplo, la media de días trabajados por cada peón fue de entre 12 y 13 fechas. El balance del programa en 2015 refleja que se contabilizaron 7.157 jornadas de trabajo durante la vendimia que fueron desarrolladas por 576 empleados a través del sistema de contratación en origen.