El Correo

Llodio recuperará las pinturas del caserío Etxebarri

Trabajos en el inmueble, catalogado como Monumento.
Trabajos en el inmueble, catalogado como Monumento. / Sandra Espinosa
  • La restauración afectará a 80 metros de la obra de Juan de Armona, datada en el siglo XVI, y contará con ayuda foral

La Diputación alavesa ha anunciado que colaborará con el Ayuntamiento de Llodio en la rehabilitación del caserío Etxebarri, proyecto en el que asumirá la recuperación de las pinturas de la fachada del edificio, datadas en el siglo XVI. Aunque una parte importante de ellas se ha perdido, desde el servicio foral de Restauración se estima que «podremos recuperar unos 80 metros cuadrados».

Devolver la decoración pictórica al caserío, catalogado como Monumento, supondrá un desembolso de 20.816 euros, que llegarán a través de las primeras ayudas forales para apoyar económicamente las iniciativas promovidas por las entidades locales para conservar y restaurar bienes artísticos. El departamento de Euskera, Cultura y Deporte correrá con el 80% de los gastos, mientras que el Ayuntamiento tendrá que asumir el resto .

El servicio de Restauración ha realizado un estudio de las pinturas, atribuidas a Juan de Armona, y se encargará de supervisar los trabajos, que se han adjudicado a la empresa Áurea. «También analizaremos los pigmentos, la técnica y certificaremos la autoría», han señalado los restauradores, que lamentaron «la pérdida que ha sufrido el caserío en los últimos años».

El caserío Etxebarri estaba abandonado cuando en el mes de septiembre de 2009 sufrió un incendio que acabó con el tejado. Ese incidente fortuito fue el que hizo aparecer unas pinturas situadas bajo el alero de la fachada, datadas en el siglo XVI. Desde entonces ha ido perdiendo parte de material como consecuencia de la climatología, ya que la pared se encontraba desprotegida.

Una vecina del inmueble ha recogido durante este tiempo algunos de los fragmentos desprendidos con la intención de recuperarlos en su posición original cuando sea posible. La recuperación de las pinturas comenzará en los próximos días y debe estar terminada antes de que finalice el año, según la previsión foral.

Desescombro

En realidad, los trabajos comenzaron en el caserío el verano pasado, cuando el Ayuntamiento de Llodio decidió realizar un desescombro del edificio para iniciar la redacción del proyecto que permitiera dotar de una nueva cubierta a la casa. Sin embargo, el mal estado de las paredes obligó a suspender la obra. Finalmente, la intervención supondrá un desembolso de 144.000 euros para las arcas municipales.

El movimiento en favor del mantenimiento del edificio comenzó en 2010 con una recogida de firmas a la que se sumó medio millar de vecinos. En el estudio realizado en aquel momento se consultó al profesor de la UPV Pedro Luis Echeverría Goñi, quien atribuyó la obra a Juan de Armona, cuyo taller estaba situado en Orduña y que también es el autor de la capilla de Santiago de Aguiñiga. Se trata de los pocos ejemplos de edificios pintados que se conservan de esa época.

Temas