El Correo

Una falsa mánager, a un grupo alavés: «Dadme 4.500 euros y logro que toquéis en el BBK Live»

Asistentes al último BBK Live disfrutan del concierto de Mumford&Sons.
Asistentes al último BBK Live disfrutan del concierto de Mumford&Sons. / Borja Agudo
  • La Fiscalía reclama dos años de cárcel para una mujer que prometió a una banda de rock llevarla a grandes festivales a cambio de dinero

La propuesta parecía irrechazable. Pasar de pequeños escenarios a la primera línea musical. De la anónima actuación en un bar, que no deja de tener su encanto, a presentarse ante el gran público. Les prometió apariciones en festivales veraniegos de la talla del BBK Live bilbaíno o del Viña Rock, que cada año congrega en la localidad albaceteña de Villarrobledo a miles de personas. Sin embargo, el cuento tenía truco.

Supuestamente les exigió 4.500 euros «como fianza» para cerrar una importante gira de conciertos. Con ese dinero, movería sus contactos para cerrar los contratos pertinentes. Como los receptores del ‘negocio redondo’ -un grupo de rock integrado por varios vitorianos- no se fiaban «del todo», sólo le abonaron 3.000 euros. De eso hace ya año y medio. En este tiempo, ni han aparecido en el cartel de festival alguno ni, por supuesto, han vuelto a catar ese adelanto económico.

Por eso denunciaron a la presunta mánager que les lanzó el ofrecimiento. Se trata de una vizcaína con antecedentes penales por otras prácticas delictivas y «con procesos abiertos similares». Esta mujer empleó varios días en ganarse su confianza. En un momento dado, incluso se presentó como empleada de primer rango «de Coca Cola» y que, gracias a su privilegiado puesto de trabajo, «conocía a mucha gente» del mundillo de la música.

Durante sus conversaciones, siempre en lugares públicos, coincidieron con otros músicos alaveses de cierto prestigio. «Ella nos los presentaba como si fueran amigos de toda la vida, aunque luego nos enteramos de que a alguno lo había conocido el día anterior», confiesa un miembro de esta banda.

Dueña de una verborrea incontrolable, detallan las víctimas, «decía que su padre era directivo de Airbus y que también perteneció a la junta directiva del Athletic de Bilbao». Aunque semejante currículo les extrañó, decidieron arriesgar ante la posibilidad de introducirse en el circuito de los primeras espadas de la música.

«Está en la cárcel»

Cuando ingresaron el dinero, al parecer en una cuenta adscrita a un nombre ficticio pero presuntamente controlada por esta mujer, ya nunca más supieron de las negociaciones para la gira. Por si acaso, le grabaron varias conversaciones para que así quedara constancia «del engaño».

«Lo último que hemos oído es que ahora está en la cárcel por otra causa. En su momento, la Ertzaintza la tenía en busca y captura», detallan. Por este caso, la Fiscalía de Álava le reclama dos años de cárcel y la devolución de los 3.000 euros entregados por los músicos. El juicio está previsto para finales de la próxima semana.