El Correo

La 'mala calidad' del agua de Vitoria, la nueva argucia en timos

El Ayuntamiento de Vitoria ha indicado que la calidad del agua de consumo «es buena».
El Ayuntamiento de Vitoria ha indicado que la calidad del agua de consumo «es buena». / Rafael Lafuente
  • El Departamento municipal de Salud Pública alerta de que una empresa vende filtros de agua a domicilio «mintiendo» sobre el estado de la que se sumistra a los hogares vitorianos

La mente de pícaros, timadores o estafadores suele estar en permanente ebullición. Su ingenio y capacidad para tejer nuevos engaños o modos de camelarse a los ciudadanos para salirse con la suya parece no tener límites. Y, por lo que parece, el catálogo de las argucias que se emplean no deja de crecer con fórmulas de lo más insospechadas. En este caso, el Ayuntamiento de Vitoria ha alertado este viernes a la población de una nueva 'trampa'. Y es que el Departamento municipal de Políticas Sociales y Salud Pública ha tenido conocimiento de la «existencia de una empresa que vende filtros de agua a domicilio, aduciendo la mala calidad del agua suministrada en la ciudad».

A este respecto, el área de Salud Pública ha manifestado que esa información «es totalmente falsa», como así lo confirman los resultados de los controles periódicos que realiza el laboratorio municipal, por el que quedan establecidos los criterios sanitarios.

Según ha detallado el Consistorio vitoriano, estas pruebas consisten en la evaluación de la calidad del agua en las «diferentes redes de suministro de Amvisa, de las juntas administrativas integradas en la red municipal y de las juntas administrativas que poseen captaciones propias». De igual modo, ese laboratorio realiza controles analíticos «a demanda de los propios ciudadanos» para conocer la calidad del agua que llega a sus hogares.

En este sentido, el laboratorio municipal ha analizado un total 416 muestras del agua de consumo de Vitoria durante el año 2016. Los resultados obtenidos confirman que «su calidad es buena» y cumple con los parámetros fijados por la legislación vigente.