El Correo

Kaleratzeak Stop denunciará a Urkullu por ofrecer datos de una desahuciada en televisión

El desahucio de Anastasia, la semana pasada en Vitoria.
El desahucio de Anastasia, la semana pasada en Vitoria. / Igor Aizpuru
  • El segundo desalojo en semana y media en Vitoria, programado para el próximo lunes en el barrio de Sansomendi, ha quedado paralizado

A apenas un día de que finalice la campaña electoral en Euskadi, el candidato del PNV a repetir como lehendakari, Iñigo Urkullu, será denunciado en los tribunales. Las plataformas antidesahucios de Euskadi y Anastasia, la mujer desalojada la pasada semana en la capital alavesa, acudirán este jueves al juzgado para presentar una demanda contra el líder jeltzale por ofrecer información de esta ciudadana durante una intervención realizada el jueves 15 en un plató de la televisión pública vasca. «En dichas declaraciones se hacían públicos datos personales reservados a terceros obtenidos, en razón de su cargo, de la empresa pública Alokabide y del Ayuntamiento de Vitoria», argumentan desde Kaleratzeak Stop.

Las palabras de Urkullu ante las cámaras llegaron pocas horas después del desalojo que voluntarios de este colectivo, junto a concejales y junteros, intentaron impedir en Zabalgana. En el segundo debate electoral emitido por la televisión autonómica -y donde se abordó este asunto por su inmediata actualidad- «injurió a Anastasia», aseguran, al señalar que la mujer se había negado a abonar durante meses el alquiler social fijado para la vivienda donde residía y acusarle, además, de «aprovecharse del sistema». Kaleratzeak Stop considera que estas declaraciones salen de «quien no conoce ni la vida ni las circunstancias» de la inquilina de origen subsahariano, que ha vivido en el mismo piso durante ocho años junto a dos hijos menores, y «por quien tenía la obligación de preservar sus datos personales».

«Máxima dureza»

El movimiento antidesahucios carga contra el candidato peneuvista precisamente por haber compartido esa información en un medio público y, agrega, «en horario de máxima audiencia». En los motivos de su denuncia va incluso un paso más allá y afirma que el lehendakari se valió de los datos mencionados para defender la gestión de Alokabide en materia de desalojos -en este caso optó por no renovar el contrato al existir una deuda de 9.000 euros correspondientes a 22 mensualidades de alquiler- e intentar, al mismo tiempo, «provocar el descrédito de una familia vulnerable ejerciendo la máxima dureza en su intervención». «Anastasia es una de tantas mujeres que lucha por sacar adelante a sus hijos», definen desde Kaleratzeak Stop a esta mujer, que denunció haber sido víctima de violencia de género y que tras el desahucio pasó a un piso tutelado.

El colectivo, tras lo ocurrido hace una semana en Zabalgana, se preparaba ya para el desalojo previsto en Sansomendi, donde un inquilino ha sido denunciado por el impago de una vivienda cuya propiedades comparte con la mujer de la familia afectada, según su versión, al caer en manos de un prestamista. Sin embargo, este desahucio programado para el próximo lunes ha quedado paralizado, al menos, durante un mes aunque Kaleratzeak Stop exige que la decisión sea definitiva.