El Correo

Vecinos de Amurrio recogen firmas para pedir que siempre haya una farmacia de guardia

Farmacia situada en la calle Landaburu, de Amurrio
Farmacia situada en la calle Landaburu, de Amurrio / SANDRA ESPINOSA
  • Los cuatro despachos que existen en la localidad se reparten el servicio con las boticas de Orduña, Respaldiza y Artziniega

José Trujillano lleva tiempo dedicado por completo a su esposa «que está enferma. No puede moverse ni hablar, así que si necesito un medicamento urgente durante la noche, a veces que tengo que desplazarme a Orduña o a Llodio para conseguirlo». Harto ya de esta situación, ha decidido iniciar una campaña de recogida de firmas entre los vecinos de Amurrio para reclamar que «siempre haya una farmacia de guardia».

La iniciativa lleva pocos días activa, «pero ya tenemos más de 300 adhesiones», explicó el promotor, que cuenta con el apoyo de varias personas implicadas en la recogida. «Hemos dejado papeles en el kiosco y en una panadería para que la gente que quiera colaborar, pueda firmar».

Trujillano no entiende por qué «las cuatro farmacias que tenemos en Amurrio se reparten las guardias con las de Orduña, Respaldiza y Artziniega. Creemos que un municipio como el nuestro debería tener siempre una farmacia de guardia». A pesar de volumen de población, de algo más de 10.000 habitantes, «se generan muchos trastornos a la gente que necesita este servicio y no tiene medio de transporte en horarios nocturnos porque hay que pedir ayuda a familiares o vecinos». Los promotores de la recogida creen que «entre los cuatro despachos que tenemos aquí, se podrían repartir las guardias sin problemas».

Botiquín de Luiaondo

La última farmacia que abrió en Amurrio lo hizo en diciembre de 2010 como consecuencia de que la localidad superó la barrera de los 10.000 habitantes. Fue un proceso que se prolongó durante seis meses, ya que está regulado por la administración pública y se presentaron 38 aspirantes para hacerse con la titularidad. Ya entonces se barajó la posibilidad de que hubiera siempre un servicio abierto, porque el sistema de guardias obliga a desplazamientos en una zona muy dispersa y con escaso transporte público.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Ayala ya tiene aprobados los pliegos de condiciones para poder adjudicar la obra de construcción del nuevo botiquín de Luiaondo, que se ubicará junto al recién estrenado ambulatorio, que fue inaugurado en el pasado mes de mayo.

El nuevo edificio tendrá una única planta y unas dimensiones similares al que existe en la actualidad. La obra cuenta con un presupuesto de 70.000 euros y el Ayuntamiento espera ejecutarla antes de que concluya este año. Una vez que el nuevo dispensario ya esté en marcha, será gestionado desde la farmacia de Respaldiza, que es la única con la que cuenta en la actualidad el municipio de Ayala. De esta forma, los vecinos de Luiaondo ganarán en comodidad, ya que evitarán tener que realizar desplazamientos por carretera.

Temas