El Correo

Dale vida a tus articulaciones

Clase de ‘fisiocoaching’ ayer a mediodía en la plaza de los Celedones de Oro.
Clase de ‘fisiocoaching’ ayer a mediodía en la plaza de los Celedones de Oro. / Rafa Gutiérrez
  • Los fisioterapeutas alaveses salen a la calle para enseñar a los mayores de 65 años cómo moverse para estar más ágiles y sanos

Josefa tiene 78 años y sufre artrosis cervical. No puede estar sentada sin apoyar la espalda y cuando mira hacia arriba le duele desde el cuero cabelludo hasta la punta del pie. Su desgaste no tiene cura, pero sí hay una manera de aliviar su dolor. La clave está en un buen fisioterapeuta, un profesional que le enseñe cómo mover cuello y hombro para desoxidar esas articulaciones. «Cuando llega alguien a la consulta y para mirarte se gira entero o mueve mucho los ojos y notas que está rígido, hay que ver por qué», explicaba ayer una de las profesionales alavesas que se echaron a la calle el día internacional de sus especialidad para darse a conocer. Este año, el colectivo ha puesto en su diana profesional a los mayores de 65 años. Es decir, a uno de cada cinco alaveses. Bajo el lema ‘¡Dale más vida a tus años!, los voluntarios ofrecieron a quién quería pautas básicas para no caer en las garras del sofá.

La vicepresidenta del Colegio de Fisioterapeutas del País Vasco, June Ruiz Orcajo, resumió para EL CORREO algunas de las normas a tener en cuenta para cualquier jubilado que quiera sentirse más liviano. Para empezar, es importante una alimentación basada en la dieta mediterránea sana y ordenada en los horarios y hay que acompañar las digestiones con ejercicio físico.

Para mantener ‘engrasadas’ las articulaciones es suficiente con marcarse 1.000 pasos al día. O sea, buscarse un recado que hacer. Y luego si uno es capaz de llegar a los 10.000 que ayudan a bajar peso, pues mejor. Y tampoco está de más que se coja el ascensor en el primero y se suban y bajen todos los días unos escalones.

Tomen nota de otro práctico ejercicio fácil de hacer mientras se ve el telediario, la telenovela o ‘Pasapalabra’. Hay que estirar las piernas y mover los pies en círculos. Y luego poner el pie recto y apuntar con los dedos hacia la rodilla. «Si yo dejo de moverme pierdo flexibilidad. Si logro mantenerme mínimamente flexible me caeré menos y si lo hago es menos probable que me haga daño», explicó Ruiz Orcajo.

Una buena forma de evitar las prótesis de cadera y rodilla o al menos de retrasar la cirugía. Incluso si hay que pasar por el quirófano para ingresar en el ‘club del titanio’, siempre es bueno pedir consejo a un fisioterapeuta. «No es bueno sobrecargar la articulación antes, pero se pueden hacer ejercicios que ayudan al preoperatorio y al postoperatorio», relata.

Para ya plantar de todo cada al sedentarismo no hay nada como buenos ejercicios de respiración. Inspirar y espirar de manera profunda y relajada ayuda a abrir pulmones, airea el cerebro y es bueno hasta para la columna.

‘Fisiocoaching’ en vivo

Es uno de los ejercicios que practicaron ayer por la mañana las ocho mujeres que participaron en una clase guiada de entrenamiento o de ‘fisiocoaching’ dirigida por la propia June. Les hizo inflar un globo varias veces, un ejercicio «estupendo» para oxigenar el cuerpo. Después se pasaron el esférico de unas a otras por arriba y de lado a lado. Un divertido entretenimiento que les sirvió para hacer giros y estiramientos sin casi darse cuenta y ejercitar de paso coordinación y memoria. Antes habían realizado un precalentamiento que incluía hacer muecas para mover así los músculos faciales.

«El 30% de los mayores de 65 años reconoce que no realiza ninguna actividad y hay que luchar contra eso. Yo creo que en Vitoria somos para eso privilegiados gracias a la labor que hace el Ayuntamiento con el deporte para la tercera edad en centros cívicos y de mayores», sentenció. Ese hábito, ya inculcado desde hace años, da a los alaveses una ventaja y hace que aguanten mejor y con menos achaques esta maratón que es el final de la vida. Más dura sin duda que la marcha popular de 90 minutos que cerró por la tarde el Día Mundial de la Fisioterapia.