El Correo

Vitoria aportará un millón de euros para cubrir ayudas de emergencia

Una persona pide dinero en una calle de Vitoria.
Una persona pide dinero en una calle de Vitoria. / Igor Aizpuru
  • El Ayuntamiento aún tendría que buscar de dónde obtener otros 500.000 si se cumple la previsión más elevada de Servicios Sociales

La concejala de Hacienda, la jeltzale Itziar Gonzalo, dio ayer cuenta en comisión de los 843.000 euros que el Ayuntamiento recibirá del Gobierno vasco para sufragar el gasto de Ayudas de Emergencia Social (AES), una cantidad que se suma a una aportación inicial de 2,8 millones de euros. Pero –una vez más– el Consistorio vitoriano tendrá que echar mano de sus propios fondos para cubrir la demanda total, pese a ser un subsidio de competencia autonómica. Según los cálculos que maneja Gonzalo, se necesitarán 987.000 euros y no se descarta ampliar la partida en las próximas semanas. De hecho, el Departamento de Servicios Sociales anunció hace poco que a la cifra que ha aportado la teniente de alcalde habría que sumarle medio millón más.

A diferencia de otros municipios, en la capital alavesa no se deja de atender la demanda de AES cuando se agota la aportación del Ejecutivo vasco. Un hábito que se ha mantenido cuando PP, PNV y PSE han gobernado en la ciudad. En 2015, se dedicaron 4,7 millones a AES y en el presente ejercicio –teniendo en cuenta el importante incremento del 48% que se había registrado hasta el mes de mayo– el líder del PSE de Vitoria, Peio López de Munain, había calculado que subirá hasta 5,1 millones. Un nuevo récord. Esta vez, sin embargo, la aportación del Gabinete de Iñigo Urkullu –con un ojo puesto en las elecciones– será mayor a la de los últimos años.

Siete euros

Buena parte de las tres horas de la comisión de Hacienda se dedicaron a debatir sobre un sinfín de modificaciones presupuestarias. Porque tras el acuerdo entre EH Bildu, PNV, PSE, Podemos e Irabazi, cualquier cambio en el documento económico original –sin importar la cuantía– tiene que ser discutido y votado. Se da la circunstancia de que ayer se trató una aportación de siete euros (1.164,70 pesetas) a la Fundación Jeiki para el apoyo a drogodependientes. Una «corrección de errores» respecto a lo reflejado en las Cuentas. «Así ajustamos los convenios», explicó Itziar Gonzalo.

Pero tanto en este punto como en el resto de modificaciones presupuestarias –que afectaron a Gao Lacho Drom, Gasteiz On, asesoramiento a personas mayores, la asociación de familiares y amigos de personas con Alzheimer y otras demencias, la comisión Antisida o la agrupación de diabéticos del territorio– EH Bildu dio un ultimátum al Gobierno municipal. «Si ustedes nos vienen con estas necesidades con el ejercicio en curso, nosotros las aprobaremos pero duplicaremos la cuantía. No puede ser que continuemos con la vieja práctica de hacerle caso a quien llama al concejal de turno y pasar del resto. Aquí ha cambiado el escenario y Peio (López de Munain) sigue vestido de romano», lanzó Antxon Belakortu, responsable de los temas económicos en la comisión abertzale, en referencia al, a su juicio, inmovilismo del PSE.

Por otra parte, el PP criticó que el Gabinete Urtaran vaya a usar otros 80.000 euros para el estudio del Arabatran. «El proyecto de utilizar las antiguas vías del ferrocarril ya se ha estudiado por el Gobierno vasco y tienen argumentos para concluir que no es la solución para la conexión este oeste de la ciudad», sostuvo Leticia Comerón.