El Correo
Juanma Bajo Ulloa, ayer durante la presentación de su biografía, editada por la Filmoteca Vasca.
Juanma Bajo Ulloa, ayer durante la presentación de su biografía, editada por la Filmoteca Vasca. / Igor Aizpuru

«El mundo del cine actual es una dictadura»

  • El cineasta Juanma Bajo Ulloa aprovecha la presentación de su primera biografía para hacer una crítica de la situación del sector

‘Juanma Bajo Ulloa. Cine en las entrañas’ es la primera biografía de este cineasta vitoriano, una obra editada por la Filmoteca Vasca y escrita por Jesús Angulo y Antonio Santamarina que ve la luz después de más de cuatro años de trabajo. «Esta es la primera biografía sobre mi vida... ¡Y qué bien que sea autorizada», bromeaba ayer durante la presentación del libro su propio protagonista. Un acto en el que también hubo críticas serias. «El mundo del cine actual es una dictadura», aseguró el creador.

El texto fue escrito mientras se realizaba el rodaje de ‘Rey Gitano’, la última película del director, de ahí la tardanza en la redacción del mismo. «Siempre es muy difícil para mí encontrar las palabras adecuadas para expresarme, por eso hago cine. Pero en este caso creo que lo he logrado. Aun así, tuve que revisar el libro varias veces y corregirlo al detalle. Eso también hizo que el proceso se dilatara tanto en el tiempo», explicó Juanma Bajo Ulloa.

El libro, que ha contado con el apoyo del Gobierno vasco y la Diputación alavesa, está dividido en dos bloques. Por un lado, los autores realizan un amplio repaso de la vida del artista, con especial hincapié en su familia y sus comienzos. Y por otro, los lectores se encontrarán con 224 páginas dedicadas a su infancia, primeros cortometrajes, premios recibidos y su visión del teatro, la música o el cine español escritas en un formato de entrevista. No faltan las preguntas sobre ‘Akixo’, ‘Alas de mariposa’, ‘La madre muerta’, ‘Airbag’, ‘Frágil’, ‘Distrito 14. Historia de un grupo de rock’ o ‘Rey Gitano’.

Todas estas respuestas, confesiones y reflexiones están acompañadas de muchísimo material gráfico que muestra desde momentos personales y de la infancia de Bajo Ulloa hasta fotogramas de sus obras o los carteles de sus películas. En este sentido, Joxean Fernández, director de la Filmoteca Vasca, confesó que «la verdad es que ninguna otra obra de la Filmoteca sobre autores vascos tiene tanto material. Juanma nos lo ha puesto muy fácil».

Precisamente, es Joxean Fernández quien firma el prólogo del libro y en él afirma que «para Juanma Bajo Ulloa el cine es desde el principio un auténtico desafío. Un reto triple. Por un lado, tenía que serlo de autoformación para aquel chaval de Vitoria que atendía en la tienda de fotos de su familia en los años setenta: no parece que su destino más probable fuera terminar siendo director de cine. Por otro, ya como cineasta, el desafío será trasladado a sus espectadores: a Bajo Ulloa le gusta sorprender y que no pase nunca lo que parecía que iba a pasar. Finalmente, subrayaría el grito a favor de su propia independencia como creador, siempre presente en su trayectoria de director». Por su parte, Jesús Angulo, uno de los coautores del libro, definió al director como «un personaje poliédrico, muy sincero, analítico con su cine, creativo y crítico pero muy reivindicativo».

«Situación delirante»

El libro se puede adquirir a través de internet o en la librería ‘La Afición Literaria’, ubicada en el número 38 de la calle Correría, por un precio de 22 euros. Coincidiendo con su publicación, los cines Florida proyectarán sus cortos y películas durante los meses de octubre y noviembre con entradas a 3,5 euros.

El cineasta vitoriano aprovechó la presentación para realizar un breve pero clarísimo análisis de la situación actual del sector cinematográfico en España. «El cine español está ahora mismo en manos de dos grupos mediáticos de este país. Se hace lo que ellos quieren, como quieren y con los protagonistas que quieren, que son los mismos que los de las series. Es una dictadura», denunció. «Hay autocensura y los propios creadores lo admiten, yo hablo con muchos y así me lo han dicho. Ellos mismos te dicen que no hacen lo que quieren. Esto es muy peligroso, más que la censura que vivieron nuestros padres durante el franquismo. Y lo peor es que cada vez está yendo a más», añadió.

Según Bajo Ulloa, esa situación «provoca la precariedad en la industria y que seamos un país cada vez más inculto». Además, quiso subrayar que «lo más inquietante» de la cultura actual «es que está en manos de muy pocas personas y la están cercenando. La situación es delirante».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate