El Correo

La tormenta dejó el martes importantes destrozos en Salburua

  • El viento desprendió parte de la plaqueta del revestimiento de la fachada de una edificio de la calle Praga

La fuerte tromba de agua que barrió el martes Vitoria ha dejado más desperfectos de los que se esperaban. De hecho, los bomberos realizaron varias intervenciones a causa de la tormenta. La más importante se dio en Salburua donde el viento desprendió parte de la plaqueta del revestimiento de la fachada de una edificio de la calle Praga. Afortunadamente no alcazó a nadie en su caída. Uan vez cerrada la zona, los bomberos revisaron la sujeción del trozo que había quedado considerando que no corría peligro.

Todo quedó en un susto y no se registraron incidentes para nada comparables a las inundaciones en Portugalete y Gernika, pero podría haber sido fatal si, por ejemplo, el cristal que cayó desde un ático de la calle Labastida a la calle hubiera atrapado a algún peatón

Además, en la fachada de un edificio de la calle Reina Sofía se desprendió una bajante de agua del tejado desde el 8º al 2º piso, quedando inutilizada, por lo que los bomberos retiraron el tramo que permanecía apoyado en la fachada.