El Correo

El Ayuntamiento investiga de nuevo el origen de «olor a pescado» en Sansomendi


El barrio sigue sufriendo los olores que llegan desde el polígono

El barrio sigue sufriendo los olores que llegan desde el polígono / Roberto Arnaiz
  • La asociación Kaleartean y vecinos del barrio denuncian que vuelve a «apestar» como cuando se registró una fuga en una fábrica de Ali Gobeo

La asociación vecinal Kaleartean y residentes en Sansomendi se han vuelto a quejar de «olor a pescado» en el barrio. «El tufo es persistente, lo que pasa es que ya nos hemos acostumbrado y no lo notamos, salvo cuando vienes de fuera y la sensación es vomitiva», explica Julio Baceiredo, presidente del colectivo. Se da la circunstancia de que es la segunda vez en el presente año que se registra este hedor en la zona, ya que en febrero se denunció la misma situación y entonces se descubrió que su origen era una fábrica de productos de fundición en el polígono de Ali Gobeo, cuyo sistema de filtración del aire funcionaba de manera incorrecta y un derivado del amoniaco salía al exterior sin procesarse. Técnicos del Ayuntamiento han vuelto a esta empresa para comprobar si persisten los problemas o estos proceden de otro punto de la ciudad.

Hace escasas semanas, la factoría superó las pruebas del Gobierno vasco, obtuvo la licencia para «implantar la actividad» y se archivó el expediente de clausura que se había iniciado. Pero todavía quedaba pendiente de que recibiesen la comunicación del Consistorio vitoriano para retomar la actividad de forma legal.

«Seguimos con el problema. Huele un montón. Espero que el Ayuntamiento sea consciente de que el tema no se ha solucionado», indica un residente en Sansomendi. «Cuando hace viento Norte entra el olor a las casas», añade otro. «Apesta a pescado sobre todo los lunes», lamenta otro vecino.