El Correo

El incendio de tres coches en San Martín no fue intencionado

Los bomberos se afanan en apagar las llamas.
Los bomberos se afanan en apagar las llamas. / Igor Aizpuru
  • Los bomberos no han encontrado ningún elemento de que fuera provocado tras sus investigaciones en los vehículos calcinados

Tras haber analizado los restos del incendio que la madrugada del miércoles calcinó tres coches y provocó importantes daños a otros dos en el barrio de San Martín, los bomberos han concluido que las llamas no fueron intencionadas. Los efectivos de Aguirrelanda no hallaron ningún elemento que confirmara esa hipótesis, una posibilidad que rondó la cabeza de varios de los testigos del suceso.

Los bomberos no encontraron en el coche en el que se iniciaron las llamas objeto incendiario alguno como podría ser un cóctel molotov o un papel metido en el tubo de escape. El fuego, que se inició poco antes de las cinco de la madrugada en un aparcamiento en superficie de la calle Pintor Mauro Ortiz de Urbina, despertó a muchos de los vecinos de la zona, que salieron a la calle para ver qué estaba sucediendo. Los bomberos se tuvieron que emplear a fondo para extinguir el virulento incendio, que se expandió con rapidez desde el vehículo en el que se inició hacia los que estaban aparcados a los laterales.

Pero los fuegos nocturnos no acabaron aquí. La media noche del miércoles tuvieron que acudir a la calle Hans Christian Andersen, en Zabalgana, para apagar un incendio declarado en una zona de matorral. Al parecer, fueron unos jóvenes los que prendieron fuego a las zarzas. Una intervención similar realizaron en otra pequeña zona de matorral que ardió en la calle Los Astrónomos. En la localidad de Villabuena de Álava, fueron efectivos del retén de la Diputación y recursos del parque de Laguardia los que acudieron al fuego declarado en un matorral, donde realizaron tareas de extinción conjuntas hasta sofocar el incendio.

Tráfico de droga en Elciego

La Ertzaintza detuvo el miércoles en Elciego a un hombre de 42 años acusado de un delito de tráfico de drogas. Según se ha podido comprobar, él y su pareja, una mujer de 29 años, se dedicaban al menudeo de heroína en una vivienda deshabitada. La implicación de los dos traficantes ha sido resultado de una investigación iniciada hace tres meses por agentes de Laguardia, a raíz del seguimiento en torno a una casa deshabitada de la localidad de Elciego. Al lugar llegaba a primera hora de la mañana una pareja que abandonaba el inmueble a última hora del día sin pernoctar, también se acercaban personas que permanecían escasos minutos y se marchaban.

La vivienda se utilizaba a modo de tienda, en la que la pareja se dedicaba al tráfico a pequeña escala de heroína. Los ertzainas interceptaron la mañana del miércoles el vehículo en el que viajaban los supuestos traficantes. El hombre fue detenido por tráfico de drogas, mientras que a la mujer se le han abierto diligencias en calidad de investigada en los mismos hechos. En la casa encontraron dos básculas utilizadas para el pesaje de sustancias estupefacientes y una porra eléctrica.