El Correo

Los vitorianos reaccionan al reto de Prusilla y muestran suciedad y ratas en Vitoria

  • El buzón ciudadano del Ayuntamiento y las redes sociales recogen las quejas y el sentir de un buen número de vecinos disconformes con la limpieza en la ciudad

El aumento de las quejas por la sensación de suciedad en las calles de Vitoria y la presencia de ratas en zonas concretas de la ciudad hizo que el concejal de Medio Ambiente Iñaki Prusilla lanzara un reto. A pesar de que se comprometió a «revisar y estudiar todas estas denuncias», el concejal asoció estas críticas a una «campaña orquestada por algún grupo político». Y por ello, insistió en que Vitoria «no está sucia» y desafió a que «si hay alguien que mantiene lo contrario, que me lo demuestre».

Y así ha sido. El buzón ciudadano del Ayuntamiento ha registrado un buen número de quejas y las redes sociales han recogido fotos y alusiones directas al concejal, e incluso se ha creado en Twitter el hashtag #PrusillaNoTeEnteras. El reto del edil del PNV, más allá de casos concretos, bien podría entenderse como la exigencia de datos estadísticos que evidencien que la ciudad ha empeorado respecto a su limpieza desde que los nacionalistas accedieron al poder, sin embargo, los vitorianos tomaron la palabra al concejal, al que no han tardado en responder.

Así, J.A.G. escribía este martes en el buzón ciudadano para expresar su «tristeza, rabia e indignación acerca de la ausencia de limpieza en las calles y en los jardines de Vitoria». Y describe los «envoltorios y restos de chucherías en cada banco de cada jardín público», «bolsas de plástico, botellas y desperdicios cada domingo tras el botellón» de la noche anterior o las «latas, botellines,cajetillas de tabaco y otros desperdicios desde las pasadas fiestas de Vitoria en el camino de Lasarte». «Colillas y servilletas en torno a las terrazas» y «los excrementos de perro son 'mobiliario' acostumbrado de las calles de la ciudad», prosigue. El escrito de J.A.G finaliza recordando los adhesivos en farolas, postes y otros elementos urbanos y los orines en las fachadas de las viviendas.

Las redes sociales, por su parte, han recogido algunas situaciones en las que se aprecia suciedad y ratas en las calles de Vitoria. Muchas con cierta retranca: