El Correo

Vecinos de Llodio exigen un paso subterráneo en la estación de Areta

Un tren atraviesa el paso en el que se produjo el atropello.
Un tren atraviesa el paso en el que se produjo el atropello. / S. Espinosa
  • Los usuarios del tren cree que el pasadizo mejoraría la seguridad y evitaría accidentes como el que costó la vida a una joven de 19 años el lunes

El accidente que el lunes acabó con la vida de una joven de diecinueve años en el paso entre andenes en la estación de tren de Areta ha llevado a los vecinos de la zona a reflexionar acerca de las condiciones en las que se encuentra el apeadero. Aunque en general, consideran que «está bien», son muchas las voces que se alzan para reclamar un paso alternativo soterrado.

«Sabemos que cuesta un montón de dinero, pero creo que es la única solución, porque esta estación, como la de Amurrio, está situada en una curva y eso dificulta la visibilidad a los peatones», explicó un comerciante de las inmediaciones.

Todo parece indicar que fue precisamente esa falta de visibilidad el origen del fatal accidente del lunes. La joven, vecina de la localidad vizcaína de Arrigorriaga, atravesó las vías justo después de que pasara el tren de cercanías del que se acababa de bajar. El trazado en curva de la línea y el propio tren de cercanías que acababa de emprender camino hacia Llodio impidieron a la chica ver el mercancías que circulaba en dirección contraria.

Situaciones similares se producen en las estaciones de Luiaondo y Amurrio, y para paliar esa situación, la empresa administradora de las infraestructuras ferroviarias, Adif, anunció el martes a EL CORREO que trabaja en el diseño de un paso alternativo, del que de momento, se desconocen los detalles «porque será el estudio el que determine si se debe construir bajo tierra o elevado». Tampoco se han fijado los plazos de inicio de la obra ni su presupuesto, que debe financiar el Ministerio de Fomento.

La estación cuenta con cámaras de vídeo para controlar el paso de los trenes, paneles luminosos que informan del tiempo de espera hasta el siguiente tren y del paso de convoyes sin parada. El sistema de megafonía, además de los carteles, advierte del paso de unidades ferroviarias en ambas direcciones.

La construcción de un paso subterráneo «mejoraría mucho la seguridad de la estación», añadió otra vecina del barrio, mientras que una joven usuaria del apeadero señaló que «el paso entre andenes está fatal» y otra apuntó la necesidad de «colocar medidas adicionales de seguridad». Entre el vecindario se plantea también la posibilidad de una barrera o un semáforo, aunque algunas personas recuerdan que el servicio de megafonía de la estación advierte del paso de trenes sin parada unos minutos antes. Aun así, «sería conveniente que redujeran la velocidad, como ocurre en las carreteras porque los mercancías circulan muy rápido, aunque siempre pitan cuando llegan a las estaciones», recordó otro residente.

«Mala visibilidad»

Uno de los viajeros que esperaba la llegada del tren insistió en que «hay que tener cuidado a la hora de cruzar porque la visibilidad no es buena». Más peligroso, en opinión del mismo joven, es «el espacio que queda entre el tren y el andén cuando circula en dirección a Orduña». Este detalle impide a una mujer coger el tren en la terminal de Areta porque necesita muletas para caminar. «Cuando lo necesito, tengo que ir a Llodio para poder subir y bajar», aseguró, aunque tampoco en la estación vecina tiene resuelto el problema por completo, dado que en todas las de la línea entre Bilbao y Orduña hay que salvar la distancia entre el andén y el tren con escaleras.

Otro de los vecinos consultados abogaba por mejorar las condiciones de accesibilidad en Areta «porque es una estación con muchos viajeros. Viene gente de Orozko e incluso desde Llodio, porque hay un aparcamiento muy grande para poder dejar los coches».

Mientras tanto, una madre apuntaba su preocupación porque «la estación está abierta y a veces los críos entran a jugar. Hay que recomendarles que tengan cuidado porque puede pasar un tren en cualquier momento», añadió.