El Correo

El Valle Salado capta el interés de más de 12.000 turistas en verano

La insólita explotación salinera llama la atención de quienes se acercan al Valle Salado.
La insólita explotación salinera llama la atención de quienes se acercan al Valle Salado. / El Correo
  • Los gestores de las salinas se congratulan por la subida de las ventas directas de sal y el incremento de visitantes llegados de Francia

El Valle Salado de Añana, uno de los paisajes vascos más insólitos, con más de 6.500 años, sigue ganando adeptos. Entre julio y agosto, el número de personas que se han apuntado a las visitas para conocer la explotación salinera oscila «entre 12.000 y 14.000», según las estimaciones provisionales que maneja la fundación encargada de gestionar este enclave, que se afianza como destino turístico de primer nivel en Álava. Cabe recordar que recibió hace un año un espaldarazo institucional a los trabajos para su recuperación y conservación. La Comisión Europea le concedió el Premio UE de Patrimonio Cultural/Europa Nostra 2015, en la categoría de conservación.

Durante el recorrido por las salinas, un guía explica a los visitantes el proceso de elaboración de la sal, así como los métodos empleados en la recuperación de este monumento natural. Sus trece hectáreas constituyen un paisaje salino singular que llama la atención de quienes se acercan a conocerlo, al ser un lugar «mágico y único en el mundo», apostilla Andoni Erkiaga. El director-gerente de la Fundación Valle Salado de Añana, que ocupa este cargo desde hace un año, se muestra «muy satisfecho» por el desarrollo de la temporada de verano, que todavía no se ha cerrado. «Aún no disponemos de todos los datos necesarios para realizar un balance completo, pero la campaña ha ido razonablemente bien y se están superando las cifras de 2015. Además, por fortuna, el buen tiempo nos ha acompañado este verano y confiamos en que se prolongue algunas semanas más, de modo que septiembre e incluso octubre sean también buenos meses. En cualquier caso, seguimos apostando por anteponer la calidad de la visita a la cantidad de visitantes», apunta Erkiaga.

Reportaje en la TV francesa

En cuanto al lugar de procedencia de los que se han acercado al recinto, su perfil encaja con el dibujado en anteriores ejercicios. Así, cerca de la mitad que han paseado por el Valle Salado han viajado desde otros puntos del País Vasco. Otros cuatro de cada diez ha llegado del resto de España, mientras que entre el 8 y el 10% restante procede de otros países. «En este sentido, hemos advertido un repunte muy importante en el apartado de visitas internacionales», indica.

En este grupo, destaca la nutrida y «creciente» presencia de turistas franceses. ¿Los motivos? «Creemos que su llegada obedece a dos factores. Muchos nos han conocido por un reportaje que se emitió en un conocido programa de la televisión francesa llamado ‘Des racines et des ailes’. Además, el Valle Salado aparece en una guía que está presente en los museos franceses», detalla.

Esta no ha sido la única sorpresa positiva. Desde la fundación, se anticipa un incremento en las cifras de facturación por la venta directa de sal, un codiciado condimento que se ha hecho un hueco en el mundo ‘gourmet’ y que ya se comercializa en 25 países. «Percibimos que está llegando un turismo de calidad, con viajeros que gozan de mayor poder adquisitivo por lo que los ingresos por visitante han aumentado. Así, parece que en julio hemos superado casi en un 30% la cantidad vendida el año pasado», señala Erkiaga.