El Correo

Bizkaia defiende que la línea de autobús entre Vitoria y Bilbao le corresponde

Varios viajeros acceden al autobús con destino a Bilbao en una de las paradas urbanas de Vitoria.
Varios viajeros acceden al autobús con destino a Bilbao en una de las paradas urbanas de Vitoria. / Iosu Onandia
  • Álava usará todos los cauces legales para lograr la competencia de este servicio que lo consultará a la Autoridad del Transporte de Euskadi «como camino previo a la vía judicial»

Álava quiere conseguir la titularidad de la ruta de autobús entre Vitoria y Bilbao, ahora en manos de Bizkaia, pero parece que no le será fácil, pese a que las dos instituciones forales están gobernadas por un mismo partido, el PNV. Por si había alguna duda, la institución que preside Unai Rementeria lo ha dejado claro este martes. Bizkaia defiende que la línea de autobús entre Vitoria y Bilbao le corresponde. Así lo ha afirmado este martes la portavoz de la Diputación foral de Bizkaia, Elena Unzueta, quien ha recordado que este servicio gestionado por la institución foral vizcaína, le «corresponde», tras serle adjudicada por el Gobierno vasco, hace casi 30 años, en 1987.

Álava reclama que, dado que en la actualidad la línea transcurre más kilómetros por este territorio que por Bizkaia, la titularidad debería recaer en el organismo alavés. Unzueta ha manifestado, sin embargo, que la línea «le corresponde a la Diputación foral de Bizkaia» no «por criterio propio», sino porque el Gobierno vasco adjudicó en en los años 80 este tramo a la Diputación foral de Bizkaia. La portavoz vizcaína reiteró que «no se trata de una concesión exclusivamente vinculada al número de kilómetros que sean mayores en el Territorio Histórico de Álava que en Bizkaia, sino una adjudicación en lote, en conjunto».

Las Institución foral vizcaína ha esgrimido estos argumentos ante el decidido intento de Diputación alavesa de lograr la titularidad de la línea de autobús que discurre entre Vitoria y Bilbao y que, desde mediados de los años 50, se encuentra en manos vizcaínas. Ante las pretensiones alavesas, la Diputación vizcaína ha argumentado que «en estos momentos se está en una fase no de revisión de esos criterios, sino de adjudicación nuevamente de la línea», por lo que aseguran que «va a seguir funcionando como se ha hecho hasta ahora por parte del Territorio Histórico de Bizkaia y por esta Diputación», ha zanjado.

Hasta la vía judicial

Sin embargo, la institución foral alavesa va a ir más allá de los contactos mantenidos entre ambas instituciones forales en los últimos meses y de los informes redactados en torno a la materia. Álava sumará en breve una consulta sobre la competencia de este recorrido a la Autoridad del Transporte de Euskadi «como camino previo a la vía judicial» que el propio diputado de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna, no descartó llegar a utilizar. Antes, eso sí, se intentarán otras vías ya que el Ejecutivo alavés quiere asegurarse las opciones de hacerse por primera vez con este trayecto que en la actualidad cubre la compañía La Unión con unos 80 viajes diarios y dos paradas –muy criticadas– en las calles de Vitoria.

En este sentido, Álava argumenta que la conexión en autobús entre Vitoria y Bilbao por autopista discurre una mayor distancia por Álava. En concreto, unos 36 kilómetros frente a los 29 que atraviesa por Bizkaia. «La ley establece que las líneas circunscritas a Euskadi que transcurran por dos territorios históricos serán competencia de las instituciones forales de aquél que acoja mayor parte del recorrido», recuerdan desde el área de Infraestructuras Viarias y Movilidad. La cifra arrojada por el estudio de este trayecto –basado en una ortofoto del Gobierno vasco– supondrá, pues, una de las principales bazas del Ejecutivo alavés, que observa «fundamentos jurídicos para reclamar y asumir la titularidad» de la línea. A la Autoridad del Transporte de Euskadi, que funciona como un órgano consultivo y de coordinación entre administraciones, se acudirá para solicitarle la emisión de un informe al respecto.

«Colaboración y respeto»

El socialista López Ubierna insistió en que todos los movimientos encaminados a obtener la competencia del recorrido se comunicarán a Bizkaia –este área depende allí también de sus compañeros del PSE– «en el marco de la colaboración y respeto», pero advirtió de que esa Diputación puede considerarla como «propia, sobre todo, por el tiempo transcurrido». En la relación entre ambos entes forales se planteó esta cuestión hace varios meses tras más de seis décadas sin que se abordara un posible cambio de titularidad. La concesión del servicio al territorio vecino, que prevé sacarla de nuevo a licitación a finales del próximo julio, tuvo lugar en 1954 cuando los autobuses transitaban por el puerto de Barazar y circulaban en la mayor parte del trayecto por territorio vizcaíno.

No fue hasta los años 80 cuando la construcción y puesta en marcha de la autopista hizo que la línea discurriera más kilómetros por Álava aunque su inauguración no se tradujo en ningún cambio en la titularidad. «Tenemos que ser prudentes y juiciosos, la Diputación ha permitido mucho tiempo esta situación», asumió López Ubierna, quien trasladará todos los informes e iniciativas a la asesoría jurídica foral «para que tenga instrumentos de trabajo en caso de que sea necesario» acudir a los tribunales. Las formaciones que ayer escucharon su intervención en las Juntas, a petición del PP, respaldaron la apuesta del equipo de gobierno por reclamar la competencia de la línea Vitoria-Bilbao, como a mediados de marzo ya hicieron a través de una moción aprobada por unanimidad.