El Correo

El Azkena Rock desafía a la lluvia

fotogalería

Un grupo de incondicionales sigue uno de los conciertos de la tarde pese a la lluvia. / Igor Aizpuru

  • La intensa lluvia que cae sobre Vitoria ha puesto a prueba al festival, pero no se han producido cancelaciones. Sólo se ha trasladado a Mendizabala la actuación de Julián Maeso suspendida en la Virgen Blanca

La lluvia ha complicado el inicio del Azkena Rock y ha puesto a prueba al festival vitoriano, que de momento no ha registrado cancelaciones pero que está atento a posibles problemas generados por la meteorología. Vitoria ha registrado lluvias desde para primera hora de la tarde que han alcanzado los 15 litros por metro cuadrado entre las 14 y las 19 horas. Algunos de los chaparrones han sido especialmente intensos, de manera que tanto la zona de acampada como la de los escenarios se han resentido. No obstante, no se han comunicado de momento más inconvenientes de los propios de un temporal así. Con paciencia y chubasqueros, todo arreglado, ya que la organización no permite el acceso con paraguas, lo que ha provocado esta tarde algunos enfados a las puertas del recinto, informa Saioa Echeazarra.

Esta mañana el festival arrancó en la plaza de la Virgen Blanca de Vitoria con el cielo totalmente cubierto, aunque las primeras gotas de lluvia impidieron a Julián Maeso finalizar su actuación. La organización del festival comunicó que «debido a que la lluvia nos hemos quedado con más ganas del concierto de Julián Maeso», por lo que decidieron trasladarlo al escenario Scott Weiland de Mendizabala, a las 19 horas.

Para colar a Maeso en el apretado programa del Azkena, los organizadores han pospuesto el concierto de The Sex Organs, que iban a tocar a las 19 horas, para desplegar su música a las 23.10, después de Jean Beauvoir. Puedes consultar aquí las recomendaciones de nuestro experto Natxo Artundo tanto para esta noche como para mañana.

Desde el mediodía, la lluvia ha caído incesante sobre la capital alavesa y según las previsiones continuará de igual forma hasta cerca de la medianoche. Si hubiera cancelaciones, la organización lo comunicaría a través de los cauces más rápidos, que son las redes sociales. En todo caso, los escenarios de Mendizabala están preparados para las inclemencias meteorológicas y hay algunas carpas para que el público pueda seguir a los grupos sin necesidad de mojarse. De hecho, los aficionados recuerdan ediciones en las que la lluvia también ha estado presente y el festival ha transcurrido con relativa normalidad.