El Correo

Rehabilitación a distancia y a la carta, desde Vitoria

Parte del sistema KiReS, probado ya en pacientes de un hospital australiano.
Parte del sistema KiReS, probado ya en pacientes de un hospital australiano. / UPV/EHU
  • Un investigador vitoriano de la UPV diseña un sistema de telerrehabilitación versátil con la supervisión remota de fisioterapeutas

El investigador vitoriano de la UPV/EHU David Antón ha diseñado y desarrollado un sistema de rehabilitación denominado KiReS (Kinect Rehabilitation System) que pretende «superar las limitaciones» de los sistemas de telerrehabilitación actuales y aportar «nuevas características».

La recuperación y rehabilitación de lesiones después de haber padecido una enfermedad o de haber sufrido un accidente son fundamentales a la hora de evitar secuelas físicas, por ello suponen un reto para los pacientes. Por esta razón, es necesario implantar nuevos sistemas que permitan la rehabilitación de las personas en el hogar y que a la vez sean efectivos, personalizados a cada patología y fáciles de usar para las personas, han indicado fuentes de la UPV. El investigador vitoriano de la UPV/EHU David Antón ha diseñado y desarrollado un sistema de rehabilitación denominado KiReS (Kinect Rehabilitation System) que pretende superar las limitaciones de los sistemas de telerrehabilitación actuales y aportar nuevas características.

Antón ha explicado que «es un hecho reconocido que las funcionalidades de los sistemas de telerrehabilitación son limitadas. En muchos casos los ejercicios disponibles en ellos son reducidos y la inclusión de nuevos ejercicios no es lo suficientemente sencilla». En este contexto, el investigador de la UPV/EHU, ha diseñado y desarrollado un novedoso sistema que permite incorporar nuevos ejercicios de una manera simple y que además es capaz de evaluarlos correctamente gracias a un algoritmo.

Una vez seleccionados los ejercicios adecuados para cada paciente, este sistema combina un dispositivo de captura de movimiento, sin que el usuario tenga que llevar sensores en el cuerpo, una interfaz interactiva que guía a los pacientes y analiza sus ejercicios en tiempo real. A ello se suma la comunicación en tiempo real entre pacientes y fisioterapeutas que incluye la transmisión de datos recogidos por el dispositivo Kinect. También cuenta con una aplicación con la que el fisioterapeuta define nuevos ejercicios en base a unos movimientos básicos, acompañado de un sistema de evaluación de los nuevos ejercicios.

«Versátil y flexible»

A la igual que en las sesiones reales, en las que el fisioterapeuta establece diferentes ejercicios y los adapta en función de los resultados, el sistema KiReS cuenta con una aplicación que realiza una gestión automática de terapias. Esta aplicación analiza los resultados obtenidos por los pacientes y, basándose en protocolos y datos médicos previos, sugiere al fisioterapeuta cambios en las terapias. Al mismo tiempo, se realiza el seguimiento de las sesiones de rehabilitación, evalúa los ejercicios realizados y establece si estos han sido ejecutados correctamente.

Con el fin de desarrollar el sistema y caracterizar las posturas, movimientos y ejercicios, el investigador vitoriano ha trabajado de manera conjunta con fisioterapeutas. También ha probado el novedoso sistema de telerrehabilitación en varias pruebas piloto con usuarios del hospital QEII Jubilee de Brisbane, Australia, y asegura que este sistema ofrece «una herramienta muy versátil para crear complejos programas de tratamiento» a través de distintos ejercicios que hacen que el proceso de rehabilitación sea «más ameno» lo que provoca en el usuario «un nivel de satisfacción mayor que hace que se siga mejor su rehabilitación».

A estos beneficios, Antón suma los «económicos» y «personales» que supone realizar la rehabilitación «sin desplazarse hasta el lugar donde se encuentra el equipo de fisioterapeutas», ya que esta tecnología «permite que el paciente sea monitorizado de forma remota por su fisioterapeuta para evaluar su evolución», añade.

La mejora con respecto a otros sistemas de telerrehabilitación, incide David Antón, es que «KiReS es adaptable a diferentes tratamientos físicos o patologías. Permite cargar ejercicios para una amplia variedad de alteraciones físicas, dando a los fisioterapeutas la oportunidad de añadir nuevos ejercicios de acuerdo a sus propios criterios». Por ello, este investigador cree que esta nueva herramienta ayudará a superar las limitaciones de otros sistemas de telerrehabilitación. Asimismo, el sistema ofrece el registro de una gran cantidad de datos de los pacientes que realizan terapias de rehabilitación, es decir, información relevante y detallada de la recuperación de los usuarios. «Creemos que estos datos pueden ser una gran fuente de conocimiento para los fisioterapeutas. Es por ello que en futuras investigaciones se espera desarrollar un nuevo módulo que permita explotar todos estos datos» concluye este ingeniero informático.