El Correo

Vitoria realizará consultas ciudadanas vinculantes

Un referéndum convocado en Vitoria hace años.
Un referéndum convocado en Vitoria hace años. / Rafa Gutiérrez
  • Los grupos aprueban por unanimidad el primer reglamento de referéndums municipales, que se limitarán a dos al año y que requerirán el 10% de las firmas del censo electoral para su puesta en marcha

La comisión de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Vitoria ha dado luz verde este martes al reglamento que regula y posibilita que se realicen consultas ciudadanas de carácter vinculante en la ciudad. Los grupos han aprobado por unanimidad el texto, que articula el procedimiento para que la población vitoriana pueda posicionarse sobre temas y proyectos de la capital y los poderes públicos estén obligados a tener en consideración la opinión mayoritaria de la ciudadanía. El texto, completado con la aportación de enmiendas por parte de los grupos municipales, se someterá ahora a un proceso de alegaciones ciudadanas, antes de su aprobación definitiva y su entrada en vigor.

Este nuevo reglamento limita el máximo de referéndums a dos consultas al año, aunque en ellas se podrían incluir preguntas sobre varios asuntos. También establece que para iniciar una consulta es necesario el 10% de las firmas del censo electoral para consultas de ámbito municipal y territorial. Por ello, con el censo de Vitoria de 2016 en la mano, serían necesarias cerca de 19.068 firmas para comenzar un referéndum consultivo de este tipo. Sin embargo, fuentes municipales han indicado que «excepcionalmente» en algunas consultas podrán participar «los empadronados mayores de 16 años», lo que variaría estas cifras.

Además, contempla los temas sobre los que se pueden plantear consultas, que se restringen a asuntos de competencia municipal y, principalmente, aquellos asuntos de carácter local de especial relevancia, es decir, aquellos proyectos que superen los cinco millones de euros de presupuesto, correspondiendo la iniciativa institucional de la consulta a cualquier grupo político municipal, independientemente del número de concejales.

La realización de una consulta deberá ser aprobada por el Pleno municipal por mayoría absoluta. Tras la aprobación de esta martes, se abre un periodo de 30 días para las alegaciones ciudadanas. Una vez transcurrido este plazo, fuentes municipales han precisado que, se deberá tramitar en función de lo que establece la ley vasca de entidades locales. Además, se deberá respetar los periodos electorales en los que este tipo de consultas no se podrán realizar en cumplimiento de la ley electoral, por lo que no se prevé que se pueda convocar la primera consulta vinculante en Vitoria antes 2017. En el ánimo de muchos corporativos está someter a la cuidadanía como primera consulta si Vitoria mantiene o no su feria taurina en La Blanca.

El Ayuntamiento de Vitoria se convierte con este reglamento en el primer gran municipio que permitirá consultas ciudadana vinculantes, han destacado fuentes municipales, después de que el de San Sabastián haya conocido la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) de aceptar el recurso presentado por la Abogacía del Estado que impugna el Reglamento de Consultas Ciudadanas, aprobado por unanimidad por el Pleno del Ayuntamiento donostiarra el 30 de abril del año pasado.