El Correo

Un radar fijo de Vitoria pone más de 500 multas por velocidad en una semana

Un radar fijo instalado en las calles de Vitoria.
Un radar fijo instalado en las calles de Vitoria. / Iosu Onandia
  • Un vehículo ha sido cazado 12 veces durante el mes de marzo por los radares de velocidad de la capital alavesa

Cerca de 500 multas en una semana. Este es el balance, según ha desvelado este viernes la Policía Local, de un único radar fijo de los instalados en las calles de Vitoria y que controlan de forma especial los accesos y salidas de la capital alavesa por las rutas más frecuentadas. El aparato en cuestión, que seguramente habrá amortizado su coste en este corto periodo de tiempo, está ubicado en la calle Duque de Wellington, a la altura del número 54, cerca del centro cívico de Ibaiondo. Desde ahí controla la salida de la ciudad por esta vía. Medio millar de conductores (o quizá menos, porque muchos pasarán por ahí todos los días) se habrán llevado una desagradable sorpresa.

Las infracciones contabilizadas por el radar llevan aparejadas las multas correspondientes, no solo económicas, si no también con su posible pérdida de puntos, alerta la Policía Municipal, que ha ofrecido este dato para concienciar a los vitorianos de que se deben respetar los límites establecidos en las calles de la ciudad. La acumulación de sanciones puede llevar aparejada la retirada del carné, advierten.

Cazado 12 veces en 3 semanas

Y es que hay algunos conductores de extraordinaria reincidencia. Durante los 22 primeros días del mes de marzo, ha informado la Policía Local, un mismo vehículo de reparto ha sido cazado en 12 ocasiones circulando a más velocidad de la permitida por los radares de Vitoria. Durante estas tres semanas esta furgoneta dedicada comercial ha sido captada por un radar fijo en 10 ocasiones por superar la velocidad máxima establecida en la vía por la que circulaba y en otras dos ocasiones por el radar móvil de la Policía Local de la capital alavesa.

Por si no fuera poco, dos de las veces circulaba por encima de los 84 kilómetros por hora y tras comprobar la base de datos de la Dirección General de Tráfico los agentes de Vitoria han comprobado que el vehículo tiene caducada su ITV. Además de esta reincidente furgoneta, otro vehículo ha sido igualmente captado en cinco ocasiones por superar los límites de velocidad permitidos por la vía por la que circulaba.