Ya son 37.000 las firmas contra el «maltrato» a las mulas que llevan a cuatro alaveses al Rocío

La «cuadrilla de seis» a su salida de Llodio el pasado día 1./
La «cuadrilla de seis» a su salida de Llodio el pasado día 1.

Acción para el Respeto Animal ha solicitado a la Guardia Civil «que detenga esta innecesaria explotación animal solo por ocio»

ELCORREO.COM

Casi 37.000 ciudadanos han firmado en la plataforma Change.org una iniciativa para que se ponga fin al viaje de unos mil kilómetros que han iniciado desde Llodio hacia la romería de El Rocío, en Huelva, en un carro tirado por dos mulas. Consideran que se trata de un caso de maltrato a los animales.

Los cuatro llodianos, de entre 62 y 70 años, y miembros de la Cofradía del Señor Sant Roque, salieron el pasado día 1 camino a Almonte, un viaje que durará 45 días. El viaje se realiza en etapas de unos 30 kilómetros al día con algunas jornadas de descanso. Los jubilados compraron dos mulas y desde noviembre las han entrenado para hacer el trayecto.

La idea no ha sentado bien a la asociación Acción para el Respeto Animal, que inició hace seis días una campaña en la plataforma Change.org para que se anule este viaje y que hasta ahora han rubricado casi 37.000 personas. Una vez que se llegue a las 50.000 firmas éstas serán entregadas a la Diputación de Álava, al Ministerio de Agricultura y a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía. La citada asociación ha denunciado que una vez que concluya esta «diversión» los cuatro jubilados tienen previsto vender la dos mulas tras ser «explotadas».

«No queremos saber nada de ellos»

Por su parte, los aventureros insiten en mantenerse al margen de polémicas. Joserra, uno de los cuatro miembros de este peregrinaje, ha señalado que no quieren opinar sobre las acusaciones de maltratar a las mulas. «No queremos saber nada de ellos». Joserra considera que este es el viaje de «una cuadrilla de seis» (cuatro hombres y dos mulas), y ha recordado que incluso el veterinario de la Diputación alavesa dio el visto bueno a este viaje y aseguró que le daba «envidia» no formar parte de esta aventura.

Una opinión diferente es la de Ana Moreno, impulsora de la recogida de firmas, para la que el viaje «es un acto claro de maltrato animal». Asimismo Moreno asegura que no tiene sentido llevar a cabo una peregrinación «para adorar un símbolo religioso que promueve la compasión mientras se maltrata un ser inocente».

La asociación Acción para el Respeto Animal, por su parte, critica que los animales «sólo serán utilizados como objetos, meros instrumentos para satisfacer el capricho de cuatro personas que irán sentadas en la carreta» y por ello incluso piden a la Guardia Civil «que detenga esta innecesaria explotación de los animales solo por el ocio de cuatro jubilados que no han tenido en cuenta el sufrimiento de las mulas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos