El Correo

La memoria viva del Tres de Marzo

vídeo

Txasko y Martínez Ocio, frente a la sede de la asociación. / J. Andrade

  • EL CORREO distingue a la Asociación de Víctimas como ‘Alavés del Mes’ por evitar que, cuarenta años después, la masacre caiga en el olvido

Fue en el mes de octubre de 1999 cuando los familiares de los cinco trabajadores que fallecieron por disparos de la Policía Armada durante la jornada de huelga general del 3 de marzo de 1976 y otros damnificados decidieron aunar esfuerzos y crear una agrupación para coordinar las medidas que permitieran el esclarecimiento de aquella masacre y exigir responsabilidades. Las acciones judiciales emprendidas hasta aquel momento por los padres y familias de los cinco obreros muertos -Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar, Romualdo Barroso, José Castillo y Bienvenido Pereda- no habían prosperado al ser obstaculizadas por un complejo entramado jurisdiccional.

Veintitrés años después de aquellos luctuosos hechos los impulsores de la que sería la Asociación de Víctimas 3 de Marzo-Martxoak 3 Elkartea vieron clara la necesidad de agruparse. Tomaron esa decisión después de que la comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco optara por incluir su caso en la agenda de trabajo de la ponencia de Víctimas de la Violencia. Desde entonces, todos los integrantes del colectivo han desarrollado una incansable labor para reclamar justicia y evitar que el manto del olvido oculte lo ocurrido. Una misión que ha logrado sus mayores cotas de relevancia en este 2016, coincidiendo con el cuarenta aniversario de la tragedia. Esta es una de las razones que han impulsado a EL CORREO a distinguir a la Asociación de Víctimas 3 de Marzo con el premio ‘Alavés del Mes’, galardón que nació a finales del año 2011, y que ensalza la labor de ciudadanos que han destacado por su aportación a distintos ámbitos de la sociedad.

En este caso, la distinción recae sobre un grupo al que, desde hace ya un tiempo, ponen voz y rostro José Luis Martínez Ocio y Andoni Txasko, presidente y portavoz, respectivamente, de una asociación que desde sus inicios presidió Romualdo Barroso Fraje, padre de ‘Ruma’ Barroso, una de las víctimas mortales más jóvenes de aquel terrible miércoles de ceniza de la Transición. «Sólo pido justicia», la frase que él siempre repetía, continúa guiando el trabajo de los socios y colaboradores de la agrupación que ayudó a fundar con el objetivo de que se «reparara una injusticia histórica».

Y en ese cometido están inmersos José Luis, Andoni y el medio centenar de personas que integran la asociación premiada por este periódico, con la que contribuyen a mantener viva la memoria del Tres de Marzo. Ambos agradecieron en nombre del grupo este nuevo reconocimiento que viene a sumarse a los recabados en un año que les está llenando de emociones. «Podría decirse que ahora, sólo unas semanas después de que se haya cumplido el cuarenta aniversario, estamos en la cresta de la ola por toda la repercusión que se ha obtenido», confesó Txasko.

En este sentido, añadió que «es elogiable que EL CORREO nos haya tenido en cuenta para considerarnos ‘Alavés del Mes’. No es un reconocimiento a nosotros en particular, sino a la asociación y, con ello, a toda la ciudad de Gasteiz y a toda la clase trabajadora que vivió en primera persona aquella masacre que, poco a poco, vamos consiguiendo que aflore, que esté en los sentimientos de toda la ciudadanía. Por ello, agradecemos al periódico esta deferencia», resumió el portavoz del colectivo.

Por su parte, José Luis Martínez Ocio expresó su gratitud por un premio que «es la forma de plasmar algo que en el pueblo de Vitoria surge de dentro. Es un recordatorio, algo positivo. No podemos hacer otra cosa que agradecerlo», apostilló el presidente del colectivo.

«Punto de inflexión»

A pesar de que este 3 de marzo le ha pillado en plena recuperación de una intervención quirúrgica, Martínez Ocio ha seguido de cerca todo lo que ha rodeado a la efeméride de unos asesinatos que «siguen muy presentes en la memoria de la ciudad y de las víctimas», que prosiguen reivindicando la acción de la justicia contra los responsables y culpables de la masacre.

Ambos confían en que lo que está sucediendo este año suponga un «punto de inflexión» en su objetivo de «acabar con la impunidad», agregaron. «En este sentido, siempre hemos contado con el apoyo popular -unas 12.000 personas, según la organización, secundaron el último 3 de marzo la manifestación anual- y, en un primer momento, no tanto con el institucional, cosa que ya vamos logrando», se congratuló Txasko.

Se refiere, en concreto, a las recientes recepciones promovidas por el Ayuntamiento y la Diputación así como a dos «hitos» que han marcado este año. Por un lado, la aprobación en el pleno del Consistorio de una moción en solidaridad con las víctimas del Tres de Marzo, en la que se apuesta por iniciar «acciones judiciales» y con la que la institución municipal se personará «como acusación» en el procedimiento abierto en Argentina para esclarecer los hechos. Y, por otro, el «respaldo» de la ONU a que se investiguen y juzguen los crímenes. A la espera de qué ocurre con la jueza argentina María Servini, que ha pedido interrogar en España a 19 imputados por crímenes franquistas -entre ellos Martín Villa y Jesús Quintana-, ellos siguen firmes en su determinación de mantener viva la memoria.