El Correo

Asteguieta vuelve a ser un basurero

Muebles y escombros, en Asteguieta.
Muebles y escombros, en Asteguieta. / Irabazi
  • La reaparición de estos «vertederos ilegales» se trasladará a la próxima comisión de Medio Ambiente con el objetivo de que se retire la suciedad acumulada en las inmediaciones del antiguo Eroski y de que se «ponga freno a las malas prácticas de las personas que depositan la basura en esta zona», ha anunciado Irabazi

El antiguo Eroski de Asteguieta vuelve a ser un nuevo vertedero. Los montones de escombro o electrodomésticos han vuelto a aparecer en las antiguas instalaciones del viejo centro comercial de Vitoria. Hace solo seis meses, EL CORREO denunciaba que el lugar se había convertido en un improvisado vertedero de basuras, según alertaba un ciudadano en la red social Twitter. Hace medio año, camas, colchones, muebles, palés e incluso electrodomésticos eran parte del mobiliario que cualquier viandante se encontraba en la zona.

Este martes, el grupo municipal Irabazi ha denunciado la reaparición de «pequeños vertederos ilegales en Asteguieta» donde se han depositado desde baldosas y diferentes enseres, hasta electrodomésticos, detalla el grupo municipal. Este partido traslada que los vecinos de la zona denuncian de manera frecuente que los exteriores de este edificio son utilizados como vertedero ilegal.

El partido ha anunciado que trasladará la denuncia de estos focos de suciedad a la próxima comisión de Medio Ambiente, con el objetivo de que se retire la basura acumulada en las inmediaciones del antiguo Eroski. Además, ha anunciado que exigirá «medidas para la limpieza y desinfección del lugar» y que solicitará «un informe técnico para intentar poner freno a las malas prácticas de las personas que depositan la basura en esta zona, empezando por perseguir a los responsables de este ataque medioambiental».

En palabras del único concejal de la formación en el Ayuntamiento de Vitoria, Óscar Fernández, «debemos poner fin a este ataque medioambiental ya con la limpieza del lugar y para que no vuelva a ocurrir, incluyendo el castigo a las personas responsables».