El Correo

Álava, pendiente de la lluvia ante la posibilidad de nuevas crecidas en sus ríos

Dos personas miran la crecida del Zadorra.
Dos personas miran la crecida del Zadorra. / Avelino Gómez
  • La lluvia y el deshielo pueden provocar grandes crecidas de los caudales fluviales del territorio. Preocupan los niveles del Ebro y del Bayas, mientras el Zadorra supera el nivel de prealerta en Abetxuko

La incesante lluvia y el deshielo de la nieve acumulada en las cumbres del territorio pueden provocar riadas locales «extraordinarias», según las previsiones para las próximas horas que maneja la Confederación Hidrográfica del Ebro. Según el último parte, las precipitaciones se han retrasado respecto a las previsiones del martes con lo que el deshielo y las crecidas de los ríos se desplazan temporalmente a la jornada de este jueves.

Preocupan las crecidas de los ríos de la cuenca alta del Ebro, entre los que se encuentran los alaveses Zadorra y Bayas, que podrían además generar caudales máximos en el Ebro durante la primera mitad del viernes.

Aunque no se esperan precipitaciones acumuladas superiores a los 20 litros por metro cuadrado, tanto el Bayas como el Zadorra podrían registrar «crecidas significativas». Aún así, la Confederación estima que hay menos probabilidades de que sean extraordinarias.

Desembalse y prealerta en Abetxuko

Para laminar la crecida prevista en el Ebro, la Confederación ha permitido el desembalse de agua de las presas alavesas de Ullíbarri y Sobrón, y también las de Yesa e Itoiz, en Navarra, y Mequinenza en Zaragoza.

Tanto el desembalse como las lluvias registradas las últimas horas han provocado que el caudal del Zadorra en la estación de Abetxuko haya crecido en las últimas horas. El nivel del río en este punto ha superado en la noche de este miércoles la línea de prealerta, establecida en 3,80 metros. Desde las 17 horas hasta las 21 el nivel del río ha subido 13 centímetros para establecerse en 3,83 metros.

El embalse de Ullíbarri se encuentra este miércoles al 86% de su capacidad, mientras que el de Urrúnaga está al 82,4%. Por su parte, el embalse de Sobrón se halla al 79,3%, tras haber rebajado su volumen acumulado en un 10% en apenas 10 horas.

Las previsiones apuntan a que seguirá lloviendo, al menos, hasta el mediodía del viernes.