El Correo

El 'low cost' llega a las autoescuelas en Vitoria

ñigo Gómez y Amaya González, junto a la autoeskola
ñigo Gómez y Amaya González, junto a la autoeskola / Rafa Gutierrez
  • Abre en la calle Gorbea la primera delegación en Álava de la firma Amezti, que basa su modelo de negocio en una política de precios bajos y promete «revolucionar» el sector en el territorio

Las autoescuelas tampoco se han librado de los efectos de la crisis. Las estadísticas revelan que, desde 2008, la expedición de permisos de conducir ha caído en picado. Ese descenso ha repercutido en los ingresos medios que perciben las empresas especializadas en formar a nuevos automovilistas, chóferes, camioneros y motoristas. En muchos casos, ese panorama ha animado a miembros del sector a reinventarse a fin de mantenerse a flote.

En un contexto similar fue como, hace algo más de año y medio, Íñigo Gómez apostó por echarle imaginación y abordar un nuevo modelo de negocio. ¿El resultado? Se atrevió a lanzar la primera autoescuela "low cost" del País Vasco. Para ello, «partimos del centro convencional que teníamos abierto en Algorta desde hace una década. Desde allí, apostamos por reconvertirlo para adaptarnos a los nuevos tiempos –agrega–. Con mucho esfuerzo y una importante inversión, desarrollamos un método propio, basado en una política de precios bajos, pero manteniendo la calidad de la enseñanza para hacer accesible la formación a más personas», detalla el propietario de la firma, cuyo lema es toda una declaración de intenciones: «Llega la revolución a las autoescuelas».

Dicho y hecho. Su propuesta fue recibida con los brazos abiertos en el municipio vizcaíno. El éxito fue tal que, en pocos meses, Amezti Autoeskola abrió una delegación en Bilbao y, más tarde, dio el salto a Gipuzkoa, con la apertura de un centro en San Sebastián y otro en Irún. A finales de diciembre, Gómez y su joven equipo se lanzaron a la conquista de Vitoria.

No fue hasta enero, una vez pasadas las fiestas navideñas, cuando abrieron las puertas de su establecimiento en la calle Gorbea para impartir clases a la «veintena de alumnos» con la que arrancaron su actividad durante la primera semana. «Aquí seguimos dando a conocer nuestra propuesta. Estamos muy satisfechos con el interés que ya está despertando y damos las gracias a la gente que ha depositado su confianza en nosotros», apostilla Gómez junto a Amaya González, responsable de la nueva autoescuela.

Las prácticas, a coste variable

Amezti Autoeskola se caracteriza por emplear un sistema de gestión informático que permite reservar las prácticas en tiempo real. Así, agiliza los trámites y ofrece a sus alumnos la posibilidad de beneficiarse de clases más baratas, ya que el precio varía en función de la demanda. Es una estrategia similar a la que despliegan las aerolíneas de bajo coste.

«Nuestros alumnos abonan 99 euros por la formación teórica. Son clases intensivas que se pueden concentrar en dos semanas o extenderse hasta los seis meses, según el ritmo que se marque cada uno», explica el gerente. «Una vez que inician las prácticas de conducción, sólo tienen que acceder a la página web para realizar la compra online de cada clase, que dura 45 minutos». Se pueden abonar 19, 23, 25 ó 27 euros, según el momento en que se haga la reserva. El precio de una hora de prácticas en una escuela convencional puede rondar los 40 euros de media. No obstante, algunos centros ya empiezan a ofertar clases a bajo coste.

Los universitarios, atraídos por su oferta, se erigen en los principales clientes de Amezti. «Nos ven como una autoescuela moderna, ya que trabajamos con métodos de formación innovadores en los que usamos tablets y otros muchos elementos que nos brinda internet. Y nos movemos mucho por las redes sociales», dicen.