Vitoria mantiene en 15 minutos la limitación de tirar petardos en Nochevieja para proteger a las mascotas

Los petardos, restringidos en Año Nuevo. /
Los petardos, restringidos en Año Nuevo.

La Policía Local podrá intervenir contra quienes lancen petardos fuera del horario establecido, de 00:00 a 00:15.

IERA AGOTE

Es la hora de salir a pasear con tu mascota, está feliz porque va a poder correr y jugar durante un rato, así que le pones la correa y sales a la calle. Hay más gente de lo habitual y notas su intranquilidad en la correa, pero enseguida se desfoga con cuatro carreras y se entretiene con un palo en el parque. De pronto suena un estruendo, un petardo y tu perro sale corriendo. Si has estado rápido, consigues alcanzarle y llegar a casa sin caer al suelo de lo que tira. Se meterá bajo la cama o la mesa y pasarán horas hasta que se encuentre a salvo y salga. Si el petardo te ha pillado por sorpresa, tu mascota saldrá corriendo, sin rumbo, como loca, con el peligro de que le pille un coche o que desaparezca para siempre.

Ya es tradición que en Nochebuena y Nochevieja se lancen petardos, tracas, cohetes u otros artefactos pirotécnicos, pero la costumbre se alarga durante días. La mayoría de los mortales apenas se dan cuenta, pero los dueños de los perros nos damos cuenta de que un tres de enero aún siguen lanzándose cohetes que mantienen en pánico a nuestros peludos.

Con la intención de proteger a las mascotas (y a muchos ciudadanos a quienes también les resulta igualmente molesto) de tanto irracional estruendo, el Ayuntamiento de la capital alavesa, como ya viene haciendo desde hace dos años, ha restringido a quince minutos el permiso para el lanzamiento de artificios pirotécnicos (petardos, tracas, cohetes, bengalas...) para celebrar la entrada del año 2016. Sólo se podrán disparar entre las 00:00 y las 00:15 horas del día de Año Nuevo. Fuera de ese tiempo, advierten desde el Ayuntamiento de Vitoria, "se podrá llevar a cabo la intervención municipal establecida" en la ordenanza contra el ruido y las vibraciones.

De hecho, el grupo municipal de Irabazi (IU y Equo) pedido este miércoles incluso el veto total de la pirotecnia para esta Nochevieja, siguendo el ejemplo de ciudades como San Sebastiñan e Irún, que solo permiten el lanzamiento de material pirotécnico con un permiso especial.

La Asociación Trato Ético Animal (ATEA) fue la primera que pidió tanto en Vitoria como en el resto de las localidades vascas que se prohibiera lanzar esos petardos por el perjuicio que causan a los animales, a los que aseguran que puede generar traumas, estrés y malestar. Este colectivo protector de los derechos de los animales argumenta que, cada año, recibe numerosas quejas de "gente angustiada por el sufrimiento extremo que el lanzamiento masivo e indiscriminado de petardos genera en sus animales, particularmente en los perros". Estos artefactos, defiende, se utilizan "sin medida ni la más elemental consideración -en cuanto a la franja horaria, por ejemplo-, lo que provoca severas molestias a una parte significativa de la ciudadanía, y mucho más a ciertos animales de compañía".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos