El Correo

Álava apenas recupera 86.000 euros de los 15 millones jugados en el Gordo

vídeo

Alejandro Tobalina comparte su alegría con unas clientas tras dar parte del cuarto premio. / RAFA GUTIÉRREZ

  • La suerte vuelve a ser esquiva en un territorio que comienza a acostumbrarse a ver pasar los grandes premios navideños tras una década sin catarlos en condiciones

No es de extrañar que Álava sea el territorio que menos dinero destina a la compra de décimos de Navidad. El Gordo ha caído en Euskadi en 27 ocasiones, pero la mayoría de ellas en Bizkaia, 13 veces, y en Gipuzkoa, 11, mientras que Álava ha resultado afortunada solo en tres sorteos a lo largo de la historia (1830, 1998 y 2006). Parecidos porcentajes tienen las capitales. Bilbao ha sido la ciudad más afortunada, ya que en ella se ha repartido el primer premio un total de 11 veces, San Sebastián se ha visto agraciada en 6 ocasiones y Vitoria, solo en 2 (1830 y 2006). En en cajón de las alegrías, la última la dieron en una empresa de la capital, Axulei, que se trajo de Barcelona trece décimos del Gordo de 2008. Lo compraron allí porque, justificaron, «aquí nunca toca nada». Bien visto.

Quizá haya agraciados que han conseguido su suerte de la misma manera que estos vitorianos, importando los números de otras ciudades, pero a la espera de que se muestren a la luz pública, la de 2015 será una edición más en la estadística de agravios entre la Lotería de Navidad y el territorio alavés. Ni un euro del Gordo, ni del segundo premio, ni del tercero han sido despachados en la provincia. Y solo cuatro décimos del cuarto y uno del quinto premio, todos en terminal (ninguno en ventanilla) y sin celebración alguna en las administraciones de Lotería, más allá de la alegría del lotero de turno. Se comprende que el Gordo empiece a sonar extraño por estas tierras, y eso que los alaveses aún ponen toda la carne en el asador. En Álava, han apuntado fuentes de Loterías y Apuestas del Estado, se han vendido 15.320.000 euros en Lotería de Navidad. El retorno ha sido de 86.000 euros. El porcentaje es tan pírrico que se escribe con un cero seguido de decimales. Aproximadamente, el 0,5% de la inversión. Buen negocio para alguien, pero no para los sufridos apostantes del territorio.

Un pellizco para Vitoria

Al menos cinco familias, no obstante, habrán brindado hoy con champán. El botín final ha sido de 86.000 euros, cuatro décimos de un tercer premio (a 20.000 euros la participación) y un pellizquito de 6.000 euros de un quinto premio. Ahí queda todo. Y eso que dicen que la Lotería de Navidad suele estar muy repartida. Los vecinos de Roquetas de Mar (Almería) opinarán que este año ha estado excelentemente repartida porque les ha tocado el Gordo enterito para ellos (400.000 euros al décimo). En Bizkaia ha habido más suerte, aunque ha llegado en forma de lluvia fina y ha sumado algo más de 2,7 millones de euros de los 90 millones que jugaban los residentes en este territorio. Una cantidad distribuida en 'pellizquitos' entre algunos vecinos de Bilbao, Elorrio, Barakaldo, Sestao, Basauri y Portugalete, en forma de décimos del tercer premio, de un cuarto y cuatro quintos. Y, en su mayor parte, concentrada en dos otros dos municipios: Abadiño y Ermua. Ambas localidades han sido agraciadas con 1,9 millones gracias al 12.774.

En Vitoria, la suerte ha llegado a través de La Casa del Puro, en la calle Florida, donde se han tramitado tres décimos del cuarto premio 71119. «¡Qué ilusión!», ha señalado la administradora por teléfono. Ya en persona, Alejandro Tobalina, bien conocido en el centro de la ciudad, se ha mostrado muy contento de haber podido gratificar la Navidad de esta forma a alguno de sus clientes, todavía desconocidos. «Es lo que se merece esta ciudad. Me alegra que pueda ayudar un poco a alguna familia en estos tiempos», ha relatado.

Un décimo premiado de ese mismo número se tramitó en la máquina de la administración de la calle Prado, donde Charo Oraá también estaba radiante de felicidad. «Solo ha sido uno y en máquina, no en ventanilla, pero es muy satisfactorio dar premios a los clientes». Vitoria había recogido algo antes unas migajas de uno de los quintos premios, el 00943, uno de esos números que llaman 'feos' y que ha resultado gratificado con 6.000 euros al décimo. Se ha vendido en el bar Clarín, en la calle Campo de los Palacios, frente a la Ikastola Iturritxu, que cuenta con una máquina para sellar lotería. «A ver si cae otro a lo largo de la mañana», confesó el dueño. Pero nada. Poca cosa. Nos conformaremos con la salud.

¿Dónde ha tocado cada premio... y cuánto?

12.774 (aproximación al segundo premio). Abadiño y Ermua. 1.350 euros por décimo. En total, algo más de 1,9 millones.

5163 (ercer premio): Portugalete. El único acertante se ha llevado 50.000 euros.

71119 (cuarto premio): Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Renteria, Elorrio, Basauri y Zarautz. En total ha repartido 580.000 euros.

00943 (quinto premio): Bilbao, Barakaldo, Irún y Vitoria. En total han sumado 552.000 euros.

89023 (quinto premio). Ha dejado 60.000 euros en Bilbao.

18102 (quinto premio): Sestao y Azpeitia. 12.000 euros.

43221 (quinto premio): En Bilbao y Pasaia. 12.000 euros.