El Correo

Vitoria acoge un encuentro internacional sobre la nanotecnología en la protección del patrimonio

  • Se celebrará los días 17 y 18 de diciembre en el Palacio de Congresos Europa

Vitoria acogerá el jueves y viernes un encuentro de trabajo de los participantes en un proyecto europeo para usar la nanotecnología en la protección del patrimonio. Se reunirán representantes de las catedrales de Pisa, Viena, Colonia y Gante, además de la de la capital alavesa, junto a diferentes expertos de laboratorios y empresas que toman parte en esta iniciativa en el Palacio de Congresos Europa.

El pasado mes de mayo la Catedral de Santa María y la Diputación Foral de Álava, a través de sus servicios de Restauración, el de Patrimonio Histórico Arquitectónico y el de Laboratorio General, fueron seleccionadas para participar en el proyecto Nano Cathedral, un programa de investigación internacional, coordinado por la Comisión Europea, que busca usar nanomateriales en la protección del patrimonio. En concreto, en la protección y consolidación de piedras en distintas catedrales europeas. Se trata de la única del Estado en tomar parte en esta iniciativa en la que también participa la Ópera de Oslo (Noruega).

Tras la primera reunión técnica celebrada en junio en Pisa, el Palacio de Congresos Europa de la capital alavesa acogerá el jueves y el viernes un segundo encuentro técnico que servirá para seguir avanzando en las investigaciones. En ella tomarán parte cerca de 50 expertos que avanzarán en la primera fase del trabajo, consistente en la caracterización de las piedras de los edificios y de sus patologías, así como en la propuesta inicial de los materiales de consolidación y protección más adecuados. Como es lógico, además de las diferentes sesiones de trabajo, el grupo visitará la Catedral de Santa María el viernes por la tarde.

Estructuras inferiores a 100 millonésimas de milímetro

La nanotecnología consiste en el diseño y la producción de objetos o estructuras muy pequeñas, inferiores a 100 nanómetros (100 millonésimas de milímetro). El objetivo general del proyecto es el desarrollo y puesta a punto de productos y procedimientos industriales aplicados a la conservación del patrimonio construido con una doble faceta: abrir mercados a los fabricantes y ofrecer materiales innovadores y eficaces a los responsables del patrimonio.

El proyecto contempla tres categorías de participantes que se reunirán en Vitoria: los organismos responsables de la conservación de las catedrales implicadas como destinatario de los productos que se desarrollen; las empresas fabricantes de nanoproductos como desarrolladores; y laboratorios independientes de ensayo de materiales pertenecientes a universidades u organismos oficiales de otro tipo como evaluadores de la aplicabilidad de los productos. La Catedral de Santa María se encuadra en la categoría de destinatario, y está acompañada de la Diputación Foral de Álava como laboratorio y de la empresa Tecnología Navarra de Nanoproductos (TECNAN) como desarrolladora.

El procedimiento que se va a seguir contempla seleccionar primero una serie de productos con posibilidad de ser aplicados. En segundo lugar, se tratará de determinar las características y el comportamiento de las piedras presentes en las catedrales implicadas para que los laboratorios de materiales puedan hacer el estudio sobre su aplicación. En un estadio final, se ensayará la aplicación sobre el monumento si los resultados del laboratorio son los suficientemente positivos y fiables.

La fecha oficial de comienzo fue el pasado 1 de junio, y tiene un periodo de duración de 36 meses. Está dotado con 6,3 millones de euros, que se dedicará a la investigación entre los diferentes participantes de los distintos países europeos, no a la aplicación futura de los materiales que puedan surgir.

Tres años de investigaciones

Desde hace ya tres años, los técnicos de la Fundación Catedral Santa María y de los Servicios de Patrimonio Histórico-Arquitectónico, Restauraciones y Laboratorio General de la Diputación Foral de Álava vienen investigando la posibilidad de aplicar esta clase de nanomateriales en la protección y consolidación de la roca base del templo vitoriano, afectada de un grave problema de deterioro progresivo para el que todavía no se ha encontrado una solución satisfactoria.

A finales del año 2013 se presentó la ocasión de participar en este proyecto a través de la relación entablada con diversos miembros de la Asociación de Maestros de Obra de Catedrales Europeas, cuyo congreso anual se celebró ese año en Vitoria. Lo ya avanzado en la investigación aquí, unido a la posibilidad de compartir esa experiencia con otros técnicos e investigadores, persuadió de la conveniencia de intentar formar parte del proyecto.

Tras una propuesta inicial, en la primavera de 2014 se superó la primera fase de selección de la Comisión Europea. La confirmación definitiva se produjo el pasado mes de mayo entre más de doscientas solicitudes. El proyecto está dirigido por el National Inter University Consortium of Materials Science and Technology de Italia.