El Correo

La Diputación recuerda que la pasarela de Olaranbe es para uso de peatones y ciclistas

Los bomberos tuvieron que solicitar una grúa de gran tonelaje para rescatar al caballo.
Los bomberos tuvieron que solicitar una grúa de gran tonelaje para rescatar al caballo. / El CORREO
  • Los técnicos estudian las causas del accidente en el que un caballo quedó atrapado en el nuevo puente al ceder varias lamas de madera

Los bomberos de Vitoria tuvieron que emplearse a fondo el domingo para rescatar a un caballo que quedó atrapado en la pasarela de Olaranbe, que se abrió al público el día 5. Algunas lamas del puente, que forma parte del proyecto para la conexión entre Puente Alto y el Vasco Navarro, cedieron y se rompieron al paso del animal y del hombre que lo montaba. El jinete cayó sobre el material de soporte y se golpeó una pierna, mientras que el cuerpo del caballo quedó sujeto por la estructura, lo que evitó su caída pese a tener parte de sus cuartos traseros colgando durante casi tres horas. Fueron necesarias unas eslingas y una grúa de gran tonelaje para izar al animal -al que un veterinario administró un tranquilizante- hasta que el cuadrúpedo pudo reposar sobre tierra firme, en una finca anexa. El caballo sufrió algunos cortes.

El puente, diseñado para salvar la peligrosa A-2130 a la altura de las instalaciones deportivas de Olaranbe, permanece cortado desde las dos de la tarde del domingo, tras registrarse el percance. Desde entonces, peritos y técnicos de la Diputación estudian las causas que motivaron el accidente. Desde la institución foral se recordó que esta infraestructura es «para uso de peatones y ciclistas» y que la pasarela «no está ni diseñada ni construida para el paso de caballos», según informó un portavoz. Por esta vía verde pueden también transitar quienes necesiten desplazarse en silla de ruedas.

En este sentido, la Diputación alavesa señaló que en los paneles situados en las inmediaciones del puente aparecen los iconos correspondientes a paseantes, ciclistas y discapacitados. Una información que se recoge asimismo en los folletos y publicaciones. De hecho, sólo se permite específicamente el paso de un jinete con su cabalgadura en tres vías verdes de todo el País Vasco: «Las de los Montes del Hierro/Itsaslur, Bidasoa y Plazola-Leitzaran». En esta última y en la de Urola también hay tramos que están muy concurridos por patinadores, a los que se permite pasar.

Superficie antideslizante

Según los primeros datos recogidos por los técnicos y peritos, el caballo recorrió, al parecer, cuarenta y tres de los cien metros de longitud que tiene la pasarela de Olaranbe, cuyo diseño se inspira en los antiguos viaductos de hierro de estética ferroviaria. Ese lugar coincide con el punto más elevado del puente, ubicado a unos 5,7 metros de altura.

En las inmediaciones, hay algunas marcas de «rayaduras» sobre la madera que sí soportó el peso del caballo, aunque unos metros más adelante aparecen rotas las primeras lamas. Aunque la Diputación no había hablado ayer con el jinete implicado en el accidente, una de las teorías que se manejan es que «el animal pudo ponerse nervioso al cruzar el puente», cuyas barandillas tienen una altura que ronda los 1,10 metros.

La institución foral detalló que la superficie de la pasarela está elaborada con madera tecnológica; material que es también antideslizante. El puente permanecerá cerrado al paso de peatones y ciclistas hasta que los técnicos determinen las causas de lo ocurrido y se pueda proceder a su reparación.