El Correo

¿Un Mercadona subterráneo bajo Marianistas?

Infografía de la remodelación desde la plaza Lovaina, con el nuevo campo de fútbol.
Infografía de la remodelación desde la plaza Lovaina, con el nuevo campo de fútbol.
  • El centro escolar presenta un plan para su reforma integral, valorado en más de 7 millones de euros, que pretende cofinanciar con la cesión del subsuelo para un súper. El Ayuntamiento debe estudiar si modifica el Plan General para hacerlo posible

El desembarco de la cadena de distribución Mercadona en Euskadi, y particularmente en Álava y Vitoria, no parece tener fin. Es sabido que la cadena valenciana ha apostado de forma prioritaria por la capital alavesa para alcanzar un mercado, el vasco, al que era ajena hasta hace 13 meses. En ese tiempo ha levantado tres supermercados en Vitoria y tiene otros dos en obras, que inaugurará a finales de este otoño. Pero también hay una evidencia, que se le resiste el centro de la ciudad. La firma de Juan Roig no ha encontrado aún el emplazamiento adecuado para instalarse, aunque han sido insistentes los rumores sobre una posible ubicación en la calle San Prudencio (donde al final se ha instalado un BM, en los antiguos cines Guridi) y en otros locales amplios todavía ocupados por otros negocios.

Y en este escenario, el colegio Marianistas, uno de los históricos centros concertados de la capital, parece haber encontrado el compañero de viaje ideal para un entendimiento en el que los dos (el centro escolar, por un lado, y Mercadona, por otro), salgan ganando. La idea esbozada por el colegio es tan inusual como imaginativa: permitir la instalación de un supermercado subterráneo bajo las pistas deportivas del colegio a cambio de que la firma valenciana u otra, porque Marianistas no se cierra a otros interesados, cofinancie la reforma del centro escolar, especialmente de sus instalaciones deportivas.

La necesidad de buscar un 'partner' surge de que el colegio Marianistas pretende llevar a cabo una reforma integral de sus instalaciones, una ambiciosa remodelación para mirar al futuro valorada en más de 7 millones de euros. La dirección del centro pretende cubrir este presupuesto, o parte de él, con la cesión por 30 años del subsuelo donde Mercadona pueda poner en marcha un supermercado con una superficie de venta estimada en 1.733 metros cuadrados, un muelle de descarga y un parking de 123 plazas. Sobre el súper se reconstruiría el campo de fútbol, que cambiaría de orientación y estrenaría hierba artificial, ya que el actual es de arena y ni siquiera cuenta con las dimensiones reglamentarias, como ha informado estos días El Correo en su edición impresa.

Cambio del Plan General

Además, también se plantea un nuevo polideportivo en el lateral de Micaela Portilla, y la remodelación interior de dos edificios que datan de 1890 y 1949, respectivamente, incluir aulas para niños de 1 y 2 años y reorganizar los espacios en los que estudian los 52 menores con necesidades educativas especiales.

Para que el plan de Marianistas vea la luz es necesario que el Ayuntamiento realice una recalificación urbanística, dado que en estos momentos ese solar no admite un uso terciario. No será fácil. Cualquier modificación del Plan General exige el voto favorable de 14 de los 27 concejales del pleno municipal, lo que obligaría a un acuerdo de al menos dos de los principales partidos en el Consistorio vitoriano.

La directiva del colegio ya ha trasladado a los grupos del Ayuntamiento el plan que sopesa desde hace meses y las distintas maquetas barajadas desde que iniciaron las negociaciones con el Gabinete Maroto y con Mercadona, así como la última disposición de la parcela diseñada en febrero por un arquitecto.

Acuerdo con Mercadona

Marianistas esgrime a su favor el acuerdo con Mercadona, que permitiría que el gigante de la distribución excavara una planta para habilitar el súper, aunque también apuntan que «no hay nada cerrado. En realidad podría venir cualquier cadena, aunque es verdad que hemos hablado con ellos», ha explicado el director del colegio Marianistas de Vitoria, Hugo Diego Akaiturri. «Nos gustaría llegar a un acuerdo para ceder el uso de esa superficie comercial durante 30 años», agregó. El director agregó que la operación serviría para adecentar un colegio, «que es un bien social», pero que se ha quedado anticuado. «Si no aprovechamos esta oportunidad, no podremos realizar esta mejora solicitada por 1.200 familias», lamentó.

Con el objetivo de recabar el apoyo municipal suficiente y que el Ayuntamiento autorice la recalificación, el director comparecerá en la comisión de Urbanismo de la próxima semana. En caso de que consiga convencer a los ediles, el centro educativo, que cuenta con 1.679 alumnos, sufragaría unas obras que podrían alargarse durante tres años.

Sin embargo, a día de hoy, la mayoría de los grupos tiene serias dudas sobre los cambios urbanísticos solicitados, ya que son reticentes a que el colegio sufrague la operación con la instalación de un supermercado con parking bajo el campo de fútbol. Ayer mismo, el Gabinete Urtaran subrayó la dificultad de llevar a cabo un cambio del Plan General para aceptar la propuesta del centro educativo y apuntó que antes sería necesario «estudiar la afección al pequeño comercio de la zona». Otros grupos, como el PP, están dispuestos a estudiar la opción, mientras que el resto de partidos desconocen la necesidad de llevar a cabo una operación «tan complicada» que, indican, podría perjudicar al comercio de la zona. EH Bildu ya se ha manifestado abiertamente en contra.

Sexto Mercadona en Vitoria

Si la operación de Marianistas llegara a buen puerto, la compañía de Juan Roig tendría ya en planificación el que sería, de momento, su sexto supermercado en Vitoria. También lograría acercarse al centro, un objetivo que todavía no ha podido dar por cumplido después de que se hayan rumoreado emplazamientos como la calle San Prudencio, tanto en los viejos Guridi como más cerca del Teatro Principal. Mercadona prevé abrir este mismo año el súper de Simón de Anda (Coronación), el 3 de diciembre, y el de Portal de Foronda (Lakua), el día 15, con una plantilla aproximada de 40 trabajadores por tienda, que serán el cuarto y el quinto centro de venta de la compañía.

La expansión en la ciudad del gigante valenciano de la distribución está siendo vertiginosa porque en apenas 14 meses contará con cinco centros de ventas. En concreto fue el 8 de octubre de 2014 cuando Mercadona inauguró el primer súper en Armentia, después abrió los de Ali y Olárizu, y ya tiene fecha para la apertura de los centros de Coronación y Lakua.