El Correo

Vitoria abordará con agentes sociales la ampliación de la ordenanza de animales

Un ave rapaz durante el pasado Mercado Medieval.
Un ave rapaz durante el pasado Mercado Medieval. / Igor Aizpuru
  • El edil de Medio Ambiente se compromete a hacer cumplir la normativa actual tras las quejas de las asociaciones animalistas por las aves rapaces en el Mercado Medieval

La actual ordenanza municipal para la protección y tenencia de animales de Vitoria deberá ser actualizada para adaptarse a la declaración de ‘ciudad libre de maltrato animal’ realizada por el pleno municipal. Así lo confirmó ayer en comisión el concejal de Medio Ambiente, Borja Belandia, pese a reconocer que la moción «no es ejecutiva». Pero ante la voluntad de la corporación en esta cuestión, «habrá que abrir el debate, que no se cerró del todo con la ordenanza, para volver a discutir el contenido de la norma y terminar de redondear aquellas cuestiones que quedaron encima de la mesa», admitió,

Para ello, el equipo de gobierno contará de nuevo con las asociaciones que trabajan en la defensa de los animales para abordar cada cuestión «desde las diferentes visiones que tengamos». Un guante lanzado también a Ekologistak Martxan, Gaden (Grupo Alavés para la Defensa y Estudio de la Naturaleza) y ATEA (Asociación para un Trato Ético con los Animales).

Sus responsables estaban presentes en la comisión para exigir que se cumpla la ordenanza, ya que a su juicio la presencia de las aves rapaces en el Mercado Medieval celebrado a finales de septiembre supuso un «claro incumplimiento» de la restricción de animales en los espectáculos. «La ordenanza está hecha para cumplirse, y nos toca hacer el esfuerzo para que se cumpla desde ya», prometió Belandia.

El concejal recibió también la crítica de EH Bildu por no haber convocado aún el grupo de trabajo prometido por el alcalde para estudiar alternativas a la carrera de burros. La primera reunión del consejo asesor de convivencia, defensa y protección de los animales de la legislatura estaba prevista para septiembre, pero aún no se ha convocado, por lo que desde la coalición abertzale urgieron a poner una fecha.

El edil lo justificó en que «los técnicos pidieron que lo aplazásemos porque prefieren abordarlo de una forma diferente» e insistió en convocarlo para mediados de octubre, para debatir tanto sobre la carrera de burros como sobre la cuestión de las aves rapaces en el mercado medieval y la moción aprobada en el pleno sobre el maltrato animal.

Problemas de limpieza

La de las aves no fue la única crítica sobre el mercado medieval. Desde Sumando se reclamó más control sobre los puestos de comida, ya que detectaron «carne cruda colgada de pinchos o quesos sudando al sol, lo que a nuestro juicio incumple la ordenanza». Borja Belandia insistió en que sí hubo controles sanitarios, pero que estos no fueron «durante todo el tiempo de apertura», ya que admitió que el departamento no cuenta con suficientes medios para hacer una vigilancia continua.

Y en la misma comisión salieron a relucir diferentes problemas de limpieza, como los fallos detectados en la recogida de vidrio que realiza Ecovidrio en Vitoria, los avistamientos de ratas en la calle Amizkarra o la acumulación de basuras en algunas zonas de Zabalgana «por el incivismo de los vecinos».